29 septiembre 2012 Golf

La Ryder Cup 2012 se ha reanudado este sábado en el Medinah Country Club de Chicago con la disputa de la segunda jornada compuesta por cuatro partidos en la modalidad foursomes y cuatro más en la modalidad de fourballs. Por el momento ya se han disputado los cuatro partidos de la mañana en los que las cosas han ido mejor para Estados Unidos que ha ampliado su ventaja al frente de la clasificación que ahora domina por 8-4.

La Ryder es un torneo cambiante que no se suele decidir hasta el último momento pero si Europa quiere mantener el trofeo debe comenzar a mejorar porque el nivel que están dando está siendo muy bajo y apenas si consiguen hacer alguna vuelta por debajo del par del Medinah Club. Los foursomes en teoría deberían haber funcionado mejor para los de Olazábal que movió el banquillo poniendo de nuevo en juego a hombres como Sergio García mientras que el equipo americano dejaba sin jugar a Tiger Woods algo que nos les influyó demasiado porque sus parejas fuertes siguen sumando puntos sin cesar.


Este es el caso de la pareja formada por Phil Mickelson y Keegan Bradley que sigue contando sus partidos por victorias y que en la mañana del sábado pasó por encima del dúo que formaban Luke Donald y Lee Westwood que todavía no han encontrado su juego en Medinah. La pareja americana comenzó arrollando ganando los 2 primeros hoyos y aunque Europa paró la sangría, Mickelson desplegó un juego espectacular que hizo crecer la ventaja hasta los 7 hoyos de ventaja en el hoyo 12 en el que se acabó el partido poniendo el 6-3 para el equipo americano.

Aunque este partido estaba claro para USA, en el resto tampoco les iban mal las cosas porque llegaron a estar arriba en los cuatro partidos que había en marcha. Afortunadamente para Europa, Justin Rose e Ian Poulter enjugaron la ventaja que tenían Bubba Watson y Webb Simpson ganando los hoyos 9, 10 y 12 para ponerse dos arriba y dar algo de color azul a la clasificación. Los americanos no cedieron y en el 16 redujeron la ventaja poniéndose a 1 hoyo con dos por jugar.

Ian Poulter, quizás el mejor de la mañana para el equipo europeo, hizo una gran salida en el 17 dejando la bola con una buena opción de birdie que Rose no aprovechó así que todo se decidió en el 18 donde Watson hizo un gran segundo golpe que puso la bola cerca de la bandera. Europa no pudo hacer el birdie y a Simpson le quedó un golpe de un par de metros que se fue por muy poco lo que daba el punto a los europeos que hubieran recibido un golpe muy duro en caso de perder ese partido pero que reducían diferencias poniendo el 6-4 en el marcador.

El tercer partido que acabó también sirvió para que USA sumara otro punto. En ese encuentro estaba Sergio García junto con Nicolas Colsaerts. El jugador belga fue la gran sensación de la tarde del viernes pero esta vez no pudo mantener su acierto con putt, una de las claves de que el triunfo cayera del lado de Dufner y Johnson con 2&1.

Los europeos estaban dos abajo desde el hoyo 13 pero en el 16 un gran chip de García ponía la bola en el hoyo desde el borde de green dando esperanza a Europa de arañar algún punto. Sin embargo, en el 17 Colsaerts mandó la bola al agua y ahí acabaron las esperanzas europeas.

La pareja formada por Rory McIlroy y Graeme McDowell era una de las grandes esperanzas europeas ante Jim Furyk y Brandt Snedeker pero ya desde muy pronto el equipo americano se puso dos arriba, una ventaja que los europeos redujeron en el hoyo 8 pero que volvieron a ver como se extendía en el 11. McIlroy y McDowell reaccionaron en la parte final del recorrido y llegaron al 18 con opciones de empatar el partido. Allí los americanos comenzaron enviando la bola al bunker pero Furyk la sacó a la perfección y McIlroy no pudo embocar un putt largo que le dejó McDowell así que otro punto que iba para USA que acababa con 8-4 ampliando un poco más su ventaja.

Vía | Ryder Cup

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *