6 enero 2010 Baloncesto

tyreke-evans.jpg
Sacramento Kings fue el peor equipo del año pasado, con sólo 17 victorias en 82 partidos (pese a que a día de hoy a los fans de New Jersey Nets les parecería una cifra más que respetable tras haber ganado 3 en 34 partidos, lo cual implicaría 6 en 68 y 8 en 82) y tenían máximas probabilidades de llevarse el número uno del draft. La fortuna no les sonrió y les mandó a elegir con el número 4, nada más y nada menos.

Entonces los Clippers eligieron a Blake Griffin, lesionado y que aún no ha debutado, Memphis malgastó su elección con el torpe, lento y desgarbado gigante de 2,24 Haseem Thabeet (que quizá dentro de unos años rinda…) y Oklahoma eligió a James Harden, un buen escolta que no acaba de encontrar su tiro y sigue promediando un 38% en tiros de campo. Sacramento, vengándose, elige a Tyreke Evans, una superestrella en ciernes de 2 metros y que juega de base aportando 20 puntos 5 rebotes y 5 asistencias por noche, números que el mismo Scottie Pippen firmó en algunas de sus campañas en Chicago.

No contentos con elegir el número uno “de facto”, eligen con el 23 a un rookie proveniente de Israel, Omri Casspi, delgado y una incógnita que sale desde el banquillo para promediar 13 puntos y 5 rebotes con casi un 50% de porcentaje de tres. La peor franquicia del año pasado, vilipendiada por la mala fortuna de no elegir el número uno, resulta que ya lleva 14 victorias, casi como el año pasado incluyendo un grupo de jóvenes jugadores con un potencial tremendo encabezados por su número “1” del draft, Tyreke Evans.

El draft siempre es una incógnita. Puedes ojear cuanto quieras a los jugadores, testearlos, entrenarlos y demás, pero de repente te sale un Manu Ginobili en el puesto 57 del draft y te rompe los esquemas. De cualquier manera Sacramento se ha movido bien y a poco que las cosas sigan el cauce que deben seguir (la recuperación de Kevin Martin) Sacramento luchará por el play-off. Y sino, el próximo año o el siguiente lo veremos luchar arriba.

Comentarios

2 comentarios
  • La verdad que de momento les están funcionado bien las elecciones. Griffin cuando pueda jugar se espera que lo haga bien pero Thabeet de momento deja más dudas, 3 puntos y 3 rebotes de media en 11 minutos, veremos como evoluciona. Se decia que sería un problema para la progresión de Marc Gasol…no será por el momento.

  • Al contrario de lo que se esperaba, la elección de Thabeet ha supuesto un acicate para Marc.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *