9 noviembre 2008 Deportistas, Fútbol

samueletoo.jpg

Los cuatro goles conseguidos por el camerunés Samuel Eto’o frente al Málaga han terminado de consolidar la reconciliación del ariete con su afición. Cuando comenzaba la temporada, el secretario técnico del FC Barcelona, Txiki Begiristaín, tenía la difícil misión de no sólo conseguir los refuerzos que Josep Guardiola había requerido sino que también debía facilitar la tarea de aquellos jugadores que no contaban para el nuevo entrenador. Ronaldinho, Deco y Eto’o figuraban en esa lista.

A diferencia de lo que sucedía con los primeros dos, la secretaría técnica azulgrana tenía sus dudas sobre desprenderse del camerunés. Pero el entrenador, pese a que era consciente de lo que el africano podía ofrecer, pretendía paz en el vestuario.

Eto’o, un hombre que, desechado por el Madrid, explotó en el Mallorca, había sido fundamental para la consecución de la Champions en la era Rijkaard. Sin embargo, una serie de lesiones, unidas a algunas polémicas habían hecho dudar a Guardiola sobre la conveniencia de seguir contando con el camerunés en sus filas.

La humilde actitud del camerunés, unida a las presiones de Beguiristaín, convencieron a un Guardiola que ahora debe estar felicitándose de la decisión tomada. Y es que el camerunés está cuajando una temporada tremenda siendo en estos momentos el máximo anotador de la Liga con 13 tantos.

Ahora, Eto’o es pieza clave del once de Guardiola. Las vueltas de la vida han transformado a un jugador que a priori no contaba, en el mejor delantero del equipo. Y todo ello tan sólo en cuestión de meses…

Esta realidad tiene además de los directivos, dos grandes triunfadores. Por un lado Guardiola, que supo arriesgar y confiar en el camerunés y, por otro lado un Eto’o, que prefirió pese a los millones que tiene en su cuenta arrancar desde cero y demostrar a su entrenador que todavía puede serle útil al Barça por mucho tiempo.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 noviembre 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *