6 marzo 2008 Efemérides, Fútbol

centenariazo.jpg
El 6 de marzo de 2002 el Real Madrid cumplía 100 años, su centenario. Todo se había previsto para que lo celebrara ganando la Copa del Rey, el Bernabeu con sus mejores galas y todo preparado para la gran fiesta de los merengues. Pero se les olvidó un pequeño detalle, había que jugar un partido ante el Deportivo de A Coruña.

La versión número dos del Superdépor estaba realizando una gran temporada, peleándole la liga a Valencia (que finalmente conseguiría el campeonato), Real Madrid, Barcelona, Betis y Athletic de Bilbao, todos ellos estaban en una diferencia de cinco puntos, era una liga muy igualada y apretada. El Dépor durante esta época ocupaba siempre los primeros puestos de la clasifiación, dos temporadas atrás había conquistadola liga haciendo justicia al primer Superdépor que la había perdido con el trágico penalti de Djukic. Los Liaño, Serna, Nando, Claudio, Alfredo, Ribera, López Rekarte, Djukic y Bebeto tenían unos inmejorables sucesores en Molina, Naybet, Sergio, Romero, Capdevila, Víctor, Djalminha, Valerón, Diego Tristán y Makaay; sin olvidar a los eternos Mauro Silva y Fran que jugaron en los dos Superdépor.

Todo el mundo se olvidó que clase de equipo tenía enfrente el Real Madrid y cuando se dieron cuenta ya perdían 0-1, gracias a un gol de Sergio a pase de Tristán. ¡Ah! ¿pero había que jugar?, se preguntaban los incrédulos madridistas, ¿no era ya nuestra la Copa? Estaban todavía con estas disquisiciones, sin enterarse de que era una final y ¡toma!, 0-2 a los 38 minutos por medio de Diego Tristán tras una gran jugada de todo el equipo.

En el descanso el Real Madrid confirmó que tendría que ganar el partido si quería la Copa, que no se la iban a regalar, y salió, ¡por fin!, a jugar. Raúl puso el 1-2 en el minuto 58, pero el Deportivo seguía sin colaborar y se dedicaron el resto del partido a defender la ventaja que tenían en el marcador y consiguieron llevarse la Copa del Rey para A Coruña, era su segundo triunfo en este torneo.

Ante la incrédula mirada de casi todos los presentes la copa se fue para Riazor y en Madrid se quedaron compuestos y sin copa. Fue el Centenariazo, una muestra más de que no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo, porque a los rivales les da, también, por querer ganar y no colaboran para nada en la fiesta que tienen preparados los anfitriones. Fue uno de los mayores chascos de la historia madridista, menos mal que al final arreglaron la temporada conquistando la Copa de Europa ante el Bayer Leverkusen con el majestuoso gol de Zidane.

Estas fueron las alineaciones:

R. Madrid: César, Michel Salgado, Hierro, Pavón (Solari), Roberto Carlos, Makelele, Iván Helguera, Figo (McManaman), Zidane, Raúl, Morientes y Guti

Deportivo: Molina, Scaloni, César, Naybet, Romero, Sergio, Mauro Silva, Victor (Djalminha), Valerón (Duscher), Fran (Capdevila) y Diego Tristán.

El árbitro fue Mejuto González.

Comentarios

4 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Mejuto, el hombre récord « Don Quijote de la cancha 31 octubre 2009
  2. El Superdepor: meigas y brujos 4 noviembre 2010
  3. Lendoiro deja la presidencia del Depor tras 25 años 26 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *