31 marzo 2008 Fútbol, Noticias

violencia.jpg
Tremendas imágenes las que se pudieron ver en los prolegómenos del partido del Torneo Clausura que enfrentaba a River Plate y Arsenal. El partido se disputaba en el estadio del Vélez Sarsfield lo que fue aprovechado por los integrantes de la Barra Brava de River para solventar su lucha interna por el poder con violentísimos enfrentamientos que se saldaron con ocho heridos (cuatro por arma blanca), estando uno de ellos en estado gravísimo.

Hace poco un hincha de Velez resultaba muerto al ser tiroteado cuando se dirijía a ver jugar a su equipo, y ahora esto. Parece increíble que los violentos actúen con tanto impunidad en el fútbol argentino, ¿cómo es posible que entren al estadio hinchas armados de esa forma?. Las Barras Bravas, grupos de aficionados organizados, se han convertido en grupos violentísimos que han alcanzado un extraordinario poder, llegando a impedir que de disputen partidos o a manipular a su antojo a los directivos de los clubs a los que dicen apoyar.

Muchos intereses tienen que mover estas organizaciones para que se produzcan estos tremendos enfrentamientos internos, toda una guerra civil. ¿Qué beneficios obtienen los dirigentes de estas auténticas mafias?. Pues no lo sabemos a ciencia cierta, pero no es difícil imaginarlo. Una auténtica pena que el nombre del fútbol argentino se vea manchado continuamente por esta violencia que no cesa, y a la que parece no hay intención de ponerle freno. Es impensable que en un país civilizado ocurran estos desmanes un día si y otro también. Lo que único que van a conseguir es la ruina del fútbol argentino, y con ello, de sus “amados” clubs.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *