8 mayo 2017 Fútbol

El Spartak de Moscú ganó la liga de Rusia 16 años después

Con la caída de la Unión Soviética, el fútbol inició una nueva etapa en Rusia con la creación de la Premier League. Uno de los principales equipos que lideró la creación de la nueva competición de liga, el Spartak de Moscú, fue el campeón de aquella primera edición del torneo, en 1992, y en los diez primeros años de vida del mismo iba a ganarlo siempre excepto en una ocasión.

El Spartak ganó nueve de las primeras diez ligas en Rusia desde 1992

Aquel Spartak de Moscú de los noventa estaba presidido y entrenador por Oleg Romantsev. Y Romantsev tenía su disposición a los mejores jugadores del país, muchos de los cuales acabarían jugando en España: Onopko, Karpin, Mostovi, Lediakhov, Nikiforov, Radchenko, Beschastnykh, Radchenko, Popov … Al conocido como “equipo del pueblo” en Rusia le iban bastante bien las cosas por entonces, y parecía que su dominio no iba a acabarse nunca.

Sin embargo, nada es para siempre y a principios del siglo XXI la suerte del Spartak de Moscú cambió. Romantsev vendió el club, los nuevos propietarios lo destituyeron y todos los esfuerzos por devolver al club rojiblanco a lo más alto fueron en vano. Por el banquillo pasaron técnicos como Scala, Karpin, Laudrup, Emery o Yakin, y se hicieron desembolsos económicos para darles la mejor plantilla, pero el equipo de la capital rusa lo más que lograba era sumar subcampeonatos.

Así hasta esta temporada 2016-2017, cuando el Spartak ha vuelto a conseguir el título. Tras años subyugado al dominio de su gran rival el CSKA de Moscú, del Zenit de San Petersburgo o del Rubin Kazan, los aficionados al equipo rojiblanco han vuelto a celebrar un título de liga. Todavía faltan tres partidos para el fin del campeonato, pero el Spartak ya es matemáticamente campeón pues aventaja al segundo clasificado en diez puntos.

Nadie en agosto podía prever el desenlace de esta temporada en Rusia

Uno de los artífices del milagro ha sido el italiano Massimo Carrera. El italiano llegó al cargo de entrenador cuando se destituyó a Dmitri Alenichev con la temporada por empezar, cuando el equipo se vio fuera de la fase de grupos de la Europa League. No pintaba bien la temporada entonces, pero con el ex ayudante de Antonio Conte al frente, el equipo resucitó. Carrera llegó como interino, como una solución temporal, pero se ganó el apuesto y ha terminado guiando al título al Spartak.

Otro de los grandes artífices de que la numerosa afición del Spartak haya vuelto a festejar un título de la Premier League rusa ha sido Quincy Promes. El holandés, que llegó al equipo ruso en 2014, ha sido el jugador más destacado de los suyos a lo largo del campeonato, con una decena de goles y otras tantas asistencias que le han aupado a ídolo de la afición del equipo moscovita.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *