22 febrero 2017 Efemérides

Alberto García tras batir el récord de Europa
El 22 de febrero de 2003, el madrileño Alberto García pulverizaba, en la segunda jornada del IV Gran Premio Vodafone de atletismo que se disputaba en el Palacio de los Deportes de Sevilla, el récord de Europa de los 3.000 metros lisos en pista cubierta con un tiempo de 7:32.97, mejorando la hasta entonces mejor marca continental lograda por el soriano Fermín Cacho, que en 1996 en la ciudad alemana de Stuttgart paró el cronómetro en 7:36.61. Además este tiempo suponía la tercera mejor marca mundial del año.

García estaba en un estado de forma excepcional, unas semanas antes también había batido en Gante el récord de Europa de los 5.000 metros en pista cubierta con un registro de 13:11.39. Desde el inicio de la prueba estuvo en tiempos de plusmarca, primero marcó el ritmo su compañero en el equipo Adidas, Arturo Casado, que cumplió a la perfección e hizo los primeros mil metros en 2:31.19. El relevo en la liebre fue para Pedro Esteso, del Puma Jerez, quien fue rebasado por García a 1.700 metros de la meta, haciendo el resto de la carrera en solitario.

Empujado por el siempre pasional público sevillano y unas piernas que respondieron como nunca, consiguió forzar la máquina en los últimos metros y con un gran sprint cruzó la línea de meta con el comentado tiempo de 7:32.97. Una sorprendente marca para un corredor que nunca había bajado de los 7 minutos y 50 segundos.

La segunda posición en esta prueba fue para Jesús España, del Bikila Madrid, quien hizo un tiempo de 7:43.78, mientras que tercero fue el palentino Isaac Viciosa (7:47.77), consiguiendo ambos la marca mínima para el Mundial en pista de Birmingham que se iba a disputar del 14 al 16 de marzo de ese mismo año, y en el que García obtendría la medalla de plata con 7:42.08, siendo superado solamente por la leyenda etíope del atletismo Haile Gebrselssie.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *