8 septiembre 2016 Fútbol

Uruguay sede del primer mundial

Tras el éxito del Torneo Olímpico de Fútbol se incrementó el deseo de la FIFA de organizar un Mundial propio. El Presidente Jules Rimet fue el gran impulsor y remitió cuestionarios a las federaciones miembro en los que se preguntaba si estaban de acuerdo con la realización de un gran certamen internacional y bajo qué condiciones. Una comisión especial se encargó de examinar esta opción.

A propuesta del Comité Ejecutivo, el Congreso de la FIFA del 28 de mayo de 1928 decidió llevar a cabo un Campeonato Mundial organizado por la FIFA. Sólo debía escogerse al organizador. Hungría, Italia, Holanda, España, Suecia y Uruguay presentaron sus candidaturas.

La Asociación Uruguaya de Fútbol se comprometía a correr con todos los gastos, como la travesía y el alojamiento de todos los participantes. Uruguay fue elegida por unanimidad sede el 8 de septiembre de 1928, decisión ratificada por el Congreso de la FIFA celebrado en 1929 en Barcelona.

Europa se encontraba en plena crisis económica, aún recuperándose de las heridas que había dejado la I Guerra Mundial, por lo que pese a las promesas de Uruguay, a las federaciones europeas no les acababa de seducir el proyecto e iban declinando su invitación una tras otra. La participación en el Mundial significaba para los europeos no sólo una larga travesía marina, sino también que los clubes tendrían que prescindir de sus mejores jugadores durante dos meses. Las bajas estaban poniendo en peligro la realización del Campeonato Mundial.

Inauguración Mundial de Uruguay

Sin embargo, gracias al trabajo de Jules Rimet, Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumania se decidieron a cruzar el charco, el torneo empezaba a tomar forma.

El 13 de julio de 1930 se inauguró, en el estadio Centenario de Montevideo, la primera Copa Mundial FIFA de la historia. Finalmente, 13 selecciones nacionales divididas en 4 grupos, tres grupos de tres equipos y un último grupo de cuatro, se iban a disputar un título, que se quedaría en casa con la victoria de la selección charrúa en la final ante Argentina (4-2).

Pese a las ausencias y las dificultades el nivel organizativo del primer Mundial de fútbol fue notable.

Uruguay campeón mundial

Vía| www.fifa.com

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *