31 mayo 2017 Efemérides

Instantánea de Pelé llevado a hombros tras conquistar el Mundial de México

El 31 de mayo de 1970 daba inicio la novena Copa Mundial de la FIFA. Por primera vez se permitieron sustituciones en la competición y se adaptó el uso de las tarjetas amarillas y rojas. En cualquier caso, no hubo un solo expulsado en todo el Mundial.

El nivel de los planteles era muy alto, dándose cita algunos de los considerados mejores jugadores de siempre como Pelé o Franz Beckenbauer.

En la primera ronda Alemania Federal, Brasil, Italia y Uruguay, encabezaron sus grupos, y vencieron en sus cruces de cuartos para llegar a las semifinales. Brasil derrotó a los “charrúas” por 3-1 en Guadalajara, mientras que en Ciudad de México se disputó el Italia-Alemania Federal, uno de los encuentros más recordados del balompié. Concluidos los 90 minutos reglamentarios, el resultado fue de 1-1 por lo que el partido se fue a la prórroga. Ese tiempo extra iba a dar una de las imágenes por las que se recordará este Mundial, la de Beckenbauer con el hombro dislocado y con el brazo en cabestrillo sujeto al cuerpo mediante una venda. Pese a su ímpetu, fue el combinado “azzuro” quien acabaría venciendo por 4-3 y alcanzando la final.

Una vez allí, la escuadra italiana no pudo hacer nada en el Estadio Azteca para detener a la posiblemente mejor selección que haya tenido Brasil, la cual contaba en sus filas con jugadores de la categoría de Carlos Alberto, Clodoaldo, Gerson, Rivelino, Tostao, Jairzinho y Pelé. Venció la “canarinha” por 4-1 y Carlos Alberto, el capitán carioca, subió al podio para recibir el trofeo Jules Rimet.

Un Mundial para el recuerdo, el campeón escribiría el nombre de “Brasil del 70” con letras de oro en la historia del fútbol, mientras que Jairzinho se convirtió en el único jugador que ha marcado en todos los encuentros de un Mundial y Pelé se despidió de los Mundiales por todo lo alto.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *