11 octubre 2016 Fórmula 1

Aniversario fallecimiento Maria de Villota
En la mañana del 11 de octubre de 2013 aparecía sin vida en la habitación de un hotel de Sevilla el cuerpo de María de Villota. Ese mismo día tenía previsto realizar la presentación de su libro La vida es un regalo en la capital hispalense. La autopsia posterior confirmó que su fallecimiento se debió a causas “absolutamente naturales”.

La piloto española había sufrido un gravísimo accidente en julio de 2012 en Duxford (Inglaterra) cuando su monoplaza colisionó con un trailer estacionado a pie de pista mientras realizaba pruebas para la escudería Marussia. El accidente cerca estuvo de costarle la vida, provocando graves secuelas como la pérdida de su ojo derecho.

María, como todo piloto, se inició en el karting y a la edad de 20 años debutó en la F-Toyota Castrol 1300, donde en su segundo año fue subcampeona lo que le ayudó a llegar F3, categoría en la que compitió tres temporadas. La madrileña siguió rompiendo barreras y fue también la primera española en participar en el Mundial de Turismos. En 2008 se estrenó en las F3000 Euroseries y disputó la Superleague Fórmula 1 con el equipo del Atlético de Madrid, desde donde dio el salto a la Fórmula 1 como ‘test driver’ con el equipo Marussia.

El accidente frenó en seco su progresión, María sabía que no podría volver a competir pero no por ello iba a dejar de lado su pasión y tan rápido como pudo se incorporó a la Escuela de Pilotaje de su hermano, a impartir charlas sobre sus experiencias por todo el territorio nacional además de ocupar el puesto de encargada de la Categoría de Monoplazas de la Comisión de Pilotos de la FIA. Siempre acompañada de aquella sonrisa, la eterna sonrisa de María.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *