25 agosto 2017 Tenis

El mundo del tenis tras Rafa y Federer

Rafa y Federer, Federer y Rafa no son amados sólo porque ganan continuamente en las pistas y lo hacen desde hace más de una década. También son saboreados por sus estilos. El balear explotó todo precedente con la ferocidad de su derecha liftada y la tenacidad de sus pies para la defensa imposible. En contraposición el arte de Federer, con una variedad de golpes digna de un mago.

Él cautivó a los fans – el más famoso David Foster Wallace, que escribió un ensayo titulado “Roger Federer como Experiencia Religiosa” – debido a su comodidad en cualquier coordenada de la pista, y en cualquier superficie. Esta versatilidad refrescó un deporte que había comenzado a ser dominado por sólidos jugadores de fondo cautelosos de ir demasiado lejos de su zona de comfort. Federer dio al fan casual algo así como una dieta única y equilibrada. El tenis necesita a los contragolpeadores (jugadores defensivos que se apoderan del menor descuido del oponente), jugadores de saque y red así como a los agresivos ‘baseliners’ (como Rafa) para animar los intercambios largos desde el fondo. Federer ha sido en todo caso el tenista que ha generado una mezcla efectiva de estos estilos en determinados momentos.

Es allí donde los aficionados se ponen a pensar ¿Quién heredará el juego del top cinco cuando éstos se retiren finalmente? No podemos olvidar que Novak Djokovic, Andy Murray y Stan Wawrinka, todos ya tienen o superan los 30 años– ¿Cómo será el juego en cinco temporadas más? Y más específicamente: ¿El estilo preciosista de Federer en todas las pistas continuará existiendo en la próxima generación?

Algunos nombres vienen a la mente. Una de estas estrellas emergentes fue la sembrada N ° 1 en Washington: Dominic Thiem, austríaco de 23 años de edad, de temperamento estable y golpes de campo brutalmente duros. Era la primera vez en su carrera que había ganado la primera semilla en un torneo de esta magnitud – un ATP 500 – Su calendario de giras es tan riguroso como su plan de juego: puedes verlo imponer toda su voluntad en cada pelota que golpea. Sin embargo, es visto como un especialista en arcilla. Fue considerado el único que podría intentar someter al reino de Rafa esta temporada y ha hecho las semifinales del Abierto de Francia dos años consecutivos.

El siguiente: Nick Kyrgios, un díscolo dependiente de su carácter. Ser fan de este australiano de 22 años es caminar por extremos. Como se recuerda en octubre pasado, descaradamente dejó ir un partido mientras se peleaba con os aficionados, ganándose $ 41.500 en multas y una prohibición de tres semanas de la gira. Pero debe tener un récord en el tenis: vencer a Federer, Nadal y Djokovic en su primer partido contra cada uno. Hay sin duda un genio irrefutable en él pero necesitará controlar ese espíritu rebelde si quiere llegar a cosas importantes.

Finalmente está Alexander Zverev. El alemán de 20 años de edad y 1.98 metros de estatura. A despecho de su altura, poco dable para un tenis de fondo y más basado en el saque y la volea, ‘Sascha’ como se le llama en el entorno familiar ha demostrado que puede trenzarse en intercambios largos y que posee un revés envidiable en cuanto a los ángulos que maneja. Es el único de esta nueva generación que ha logrado ganar dos Masters 1000 (Roma y Cincinnati derrotando nada menos que a Djokovic y Federer en éstas). Quizás el más fiable de la ‘next gen’.

Después en un menor grado aparecen como futuros animadores dependiendo si logran ir madurando en su tenis, jugadores como el canadiense Denis Shapovalov (que ganara a Rafa Nadal y a Juan Martín Del Potro en Montreal), el ruso Karen Khachanov y el francés Lucas Pouille, algo apagado en los últimos meses pero de gran calidad técnica.

No se ve a priori un tenista que vaya a reemplazar el estilo ni de Rafa ni de Federer en el circuito, por lo que sin duda cuando estas estrellas se retiren, el deporte sufrirá un cambio rotundo. Por ello el momento de aprovechar que aún tenemos a los dos genios en sus respectivos estilos en la pista, es hoy.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *