11 marzo 2008 Fútbol, Noticias

inter_liverpool.jpg
Una muesca más en su revolver. Es su gol número 25 en el Liverpool y cada vez va a más. En el minuto 63 recibió un buen pase de Fabio Aurelio, paró el balón, se giró y chutó. Fácil y sencillo. Como fácil y sencillo le resulto a los hombres de Benítez contener al Inter de Milán. Lo pararon ya en campo interista con una buena presión y una disposición táctica que anuló por completo a los italianos, que nunca consiguieron hacer creer en una posible remontada. Fruto de esa buena presión llegó el robo de balón que propició el gol de Torres.

Con la clasificación del Liverpool son cuatro los clubs ingleses que pasan a los cuartos de final, exactamente la mitad de los clasificados, es la primera vez en la historia de la Champions que un país consigue meter a sus cuatro representantes en los cuartos de final, todo un hito que demuestra el potencial del fútbol inglés. Arsenal, Chelsea, Manchester United, Barcelona, Roma, Schalke 04 y Fenerbahce acompañarán a los reds en el bombo el próximo viernes.

Ligas supuestamente potentes como la italiana y la española tendrán que revisar sus planteamientos. Sólo consiguieron meter a un club cada una de ellas entre los ocho mejores de Europa. No sabemos los motivos pero está claro que el fútbol de estos dos países está en franca decadencia. Los italianos practican un fútbol obsoleto que sigue siendo igual de feo que antes, pero que ahora no les hace ganar, con lo cual ya han perdido toda la legitimidad que pregonaban con su fútbol práctico y eficaz. Mientras que los clubs españoles tendrán que revisar sus métodos de entrenamiento. Los jugadores de los clubs ingleses juegan tantos o más partidos que los españoles, tienen una competición más como es la Carling Cup, y, sin embargo los ves correr y parece que están comenzando la temporada, mientras que aquí sólo escuchamos como se están quejando continuamente de la carga de partidos. En fin, que se lo tienen que hacer mirar si quieren responder al poderío inglés.

Quizás hay que entrenar más y dedicarse a jugar al fútbol, que por eso cobran, y no quejarse tanto. Si otros pueden, los nuestros también tendrían que poder. Por poderío económico y superfiguras de talla mundial no es. Igual hay que dejarse de tanto rondito y comenzar a entrenar en serio para rendir durante toda la temporada.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *