25 enero 2010 Baloncesto

Los jugadores de los Spurs felicitan a Duncan tras conseguir su punto número 20 mil

Tim Duncan es uno de esos jugadores que no llaman la atención, un asesino silencioso, pero 4 anillos, 3 MVP’s de las Finales, 2 MVP’s de la temporada y 11 veces All Star no es moco de pavo. El palmarés del pivot de los San Antonio Spurs es absolutamente envidiable, quizá el mejor de la década que se nos va liderando al mejor equipo de la década. El viernes pasado, Duncan superó otra barrera más en su prolífica carrera: la de los 20 mil puntos.

El jugador nacido en las Islas Vírgenes consiguió superar esta marca el pasado viernes en el duelo tejano ante los Houston Rockets. Un partido que los Spurs jugaron como local y en el que salieron derrotados por 116 a 109, pese a la gran actuación de Duncan (25 puntos y 14 rebotes) y del frances Tony Parker (22 puntos y 10 asistencias). De este modo Tim Duncan se convirtió en el trigésimo-quinto jugar en la historia de la NBA en superar esa cifra.


¿Y cómo acaba un número 1 del drat en un equipo importante como los Spurs?. Circunstancias de la vida, los Spurs de 1996/97 realizaron una temporada horrible en ausencia de David Robinson, su gran estrella, que estaba lesionado. La suerte le sonrió en el sorteo y les tocó elegir en primer lugar. Evidentemente, no duraron en seleccionar a Tim Duncan, un jugador que dominaba en la NCAA y que destacaba sobremanera sobre los de su generación. Un jugador que terminaría haciendo historia en la NBA.

Rookie del año promediando 21 puntos y 12 rebotes por año, la pareja Duncan-Robinson era conocida como las Torres Gemelas y formaban el juego interior más temible de la liga. En su año de sophomore, Duncan levantaba su primer título de campeón de la NBA y el primero también en la historia de la franquicia. Comenzaba ahí el dominio de los Spurs, los inolvidables partidos ante los Lakers en playoffs los años del Three-peat angelino y una circunstancia especial: el equipo de San Antonio sólo era capaz de ganar el anillo en año impar.

2003, 2005 y 2007
fueron años de éxito para los Spurs y para Duncan, los dos últimos ya sin su compañero en la zona David Robinson. Tim Duncan lograba su tercer MVP de la Final y entraba a formar parte de un club muy selecto en el que sólo estaban Michael Jordan, Shaquille O’neal y Magic Johnson. Su única cruz en su carrera ha sido lograr un éxito importante con la selección de Estados Unidos, algo que se le resistió.

Con unos promedios impresionantes en su carrera (21 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias y 2 tapones por partido), Duncan ha disputado más de 900 partidos de liga regular y 147 de playoffs. Tim “Siglo XXI”, como lo popularizó Andrés Montes, sigue liderando a unos veteranos Spurs que afrontan en este año una de sus últimas posibilidades de conseguir un nuevo título.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *