11 julio 2010 Ciclismo

Andy Schleck batió a Samuel Sánchez en la cima de Morzine-Avoriaz

Han sido sólo 10 segundos de ventaja, pero en la primera prueba para Alberto Contador (Astana), Andy Schleck (Saxo Bank) le ha batido dejando claro que es el auténtico enemigo. Esta es una de las hechos destacables que nos ha dejado la primera de las grandes etapas de montaña. Además, hay que destacar que Cadel Evans (BMC) se ha vestido de amarillo en el día de hoy, y que Lance Armstrong (RadioShack) dice prácticamente adiós a sus opciones de pisar el podio en París.

Al norteamericano le ha pasado de todo en el día de hoy. Se cayó junto a otro buen número de ciclistas en una montonera que se formó nada más empezar la etapa, se volvió a caer tras tropezar con una isleta justo antes de subir el Col de la Ramaz, y en las rampas de este puerto, el primero de gran entidad de este Tour, acabó cediendo terreno con el pelotón principal tanto él como el resto de su equipo, salvo Levi Leipheimer, perdiendo al final 11 minutos con el ganador.


El mismo tiempo en línea de meta cedía el hombre que vestía de amarillo, Sylvain Chavanel (Quick Step). El francés cedió antes que el norteamericano al ritmo que imponía el equipo británico Sky, aunque a la hora de la verdad, su líder Bradley Wiggins no ha estado con los mejores. Una vez se desmoronaba RadioShack al completo, fue Astana quien tonó la iniciativa llevando el ritmo de carrera durante el resto de la etapa. Por delante, un trío de fugados iniciaba la ascensión a Morzine, pero con poco tiempo de ventaja, lo que anulaba sus opciones.

Los compañeros de Contador acabarían pagando el esfuerzo en la última subida de la jornada, y el ciclista madrileño se quedaba sólo junto a otros 12 corredores, entre los que estaban Carlos Sastre (Cervelo), Samuel Sánchez (Euskaltel) y Joaquim Rodríguez (Katusha). Inmerso en el centro del grupo, estaba claro que Contador no iba a pasar a la ofensiva, pero sí lo hizo Andy Schleck. El fulgurante ataque que el luxemburgués lanzó en el último kilómetros sólo encontró respuesta en Samuel Sánchez.

Genial el ciclista asturiano que sin embargo, falló en la línea de meta a la hora de plantear la llegada, y pese a ser más rápido que su rival, fue batido por Andy Schleck. El luxemburgués ganaba su primera etapa en el tour mientras que al español se le escapaba una oportunidad única. A 10 segundos llegaba Contador, junto con el nuevo líder Cadel Evans, e Ivan Basso. Sastre entró en el mismo tiempo que estos y Rodríguez cerró el grupo cediendo unos segundos más.

Mañana toca día de descanso, merecido tras una dura jornada endurecida por el sofocante calor. El martes, vuelve la alta montaña con una etapa de 204 kilómetros con dos puertos de primera categoría, Colombiere y Saisies, y con la subida a La Madeleine, un puerto de categoría especial que se coronará a poco más de 30 kilómetros para la meta de St. Jean de Marienne.

Vía | Le Tour

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *