23 febrero 2017 Fútbol

El Valencia resurge y aprieta la Liga
Hace apenas unas semanas, Mestalla era un polvorín. El Valencia navegaba a la deriva en una Liga que, lejos de sonreírle, le asestaba una puñalada jornada tras jornada. Cambios en el banquillo, caras nuevas en la plantilla y una victoria ante el líder que les ha devuelto la sonrisa al club y a la grada.

El feudo valencianista se vestía de gala para albergar el partido aplazado de la primera vuelta liguera contra, nada más y nada menos, que el Real Madrid. Un Madrid que marcha líder en la competición doméstica y que si conseguía una victoria en este encuentro, acariciaría muy cerca el título.

El Valencia saltó al césped con una marcha más, sabiendo que, quizás, fuese en esos instantes iniciales donde mayores posibilidades tenían de sumar 3 puntos que le alejasen del descenso, y no se equivocaron. Primero fue Simone Zaza en el minuto 4. El italiano firmó un golazo de bandera para poner por delante a los suyos. Posteriormente, Orellana rubricaba las buenas sensaciones y el buen juego con otro tanto más antes de llegar al minuto 10.

Zidane y los suyos no se lo creían, de hecho, el Madrid no se enfrentaba a una desventaja de 2-0 en los primeros 10 minutos en un choque liguero desde la temporada 2003/2004 frente al Sevilla. Pero si algo caracteriza al cuadro merengue, y ha sido su seña de identidad este curso, es el no rendirse. Cristiano lograría, por medio de un certero cabezazo, reducir diferencias antes de llegar al descanso.

El segundo periodo fue un acoso y derribo de un Real Madrid que veía como se le escapaba una oportunidad única. Las ocasiones merengues llegaban una tras otra. No obstante, el Valencia resistía el envite blanco e intentaba sentenciar el duelo al contragolpe.

Finalmente, el marcador no se movió. Un 2-1 que aúpa al Valencia y deja cariacontecido al Real Madrid, y a la Liga.
Destacar del encuentro a Orellana, que tuvo una gran actuación entre líneas y supuso un quebradero de cabeza para la defensa rival, al igual que Zaza. También poner el acento en Dani Parejo y Enzo Pérez, ambos lideraron el centro del campo y dotaron de esa estabilidad y seguridad que se les confía y que se había echado en falta en las últimas jornadas.

Foto| Mundo Deportivo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *