14 mayo 2012 Rugby

El VRAC Quesos Entrepinares logró el pasado sábado el título de la División de Honor española, haciéndose así con su tercer título después de los dos logrados en 1999 y 2001. El AMPO Ordizia, por su parte, suma su segundo subcampeonato consecutivo y se queda a las puertas de lograr un doblete que habría sido histórico.

Antes de partido se guardó un respetuoso minuto de silencio en honor de Kote Olaizola, un dirigente de Guipúzcoa que había presentado su candidatura a la presidencia de la FER, que falleció el viernes por la noche en Sevilla.

El partido comenzó con bastante igualdad, con los dos equipos tanteándose y esperando a ver qué hacía el otro, intentando jugar siempre en campo contrario y sin entrar totalmente en el partido, lo que provocó unos primeros minutos de poco juego. Eso sí, en el minuto 5 Kroll adelantó a los visitantes gracias a un acertado lanzamiento de golpe de castigo.

No sería hasta el minuto 20 cuando Waenga recogería un saque a la mano de un golpe de castigo para correr todo el terreno de juego y apoyar el primer ensayo de la tarde, poniendo el marcador 5-3 después de errar la transformación. Un minuto antes de cumplir la media hora, Nacho Gutiérrez Müller logró zafarse de varios jugadores del Ordizia para anotar el segundo ensayo de su equipo. Waenga acertó la conversión y dejó un marcador de 12-3 antes de llegar al descanso. Un resultado que podría haber cambiado si Sergio Fernández no hubiera salvado, in extremis, un ensayo de Ordizia.

Tal como hizo en la final de la Copa del Rey, el Ordizia salió a por todas en la reanudación, sobreponiéndose a los errores de la primera mitad y anotando un ensayo de perseverancia, por medio del zaguero Phill Huxford, en el minuto 55. Kroll convirtió, anotando así los últimos puntos de su equipo.

Pero a partir de aquí fue un dominio total de los queseros y es que en tan solo 20 minutos Waenga, Molina y Alex Müller anotaron tres ensayos más, con una sola conversión, que finiquitaron el partido, dejando el marcador en 27-10.

Casi antes de acabar el partido toda la afición congregada en el Pepe Rojo (unas 6.000 almas) saltó al terreno de juego para celebrar con su equipo, en el caso de los locales, o para consolar a los suyos, en el caso de los de Ordizia.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. División Honor Rugby: Sorteado el calendario de la nueva temporada 8 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *