21 mayo 2015 Fútbol

Xavi Hernández abandona el Barcelona

Las palabras se quedan cortas para reproducir lo que ha significado Xavi Hernández para el Fútbol Club Barcelona y también para la selección española. Con el anuncio de su marcha, que no retirada todavía, se va un futbolista casi único en su género y al que, por más que se pretenda, costará mucho encontrar sustituto. Se podrá encontrar alguien parecido, pero no un Xavi.

El futbolista de Terrasa ha esperado a que su equipo terminase de amarrar el título de liga para anunciar su salida del Barcelona, el club en el que ha jugado toda su carrera deportiva. Ahora, Xavi cambiará la casaca azulgrana para vestir curiosamente de blanco, el color que luce el Al Sadd de Qatar, su próximo equipo, el mismo al que fue Rául González cuando dejó el Schalke 04.

Xavi abandona el equipo en el que ha permanecido 17 temporadas, desde su debut de la mano de Van Gaal en 1998. Con el aval de ser campeón del mundo sub 20 con España, recibiendo el premio a uno de los mejores futbolistas del torneo, había puestas grandes esperanzas en un jugador llamado a ser el sucesor de Pep Guardiola, aunque el camino no fue nada fácil.

Hubo lesiones, hubo pitos cuando la grada creía que no daba todo lo que podía dar, hubo momentos en el que no era titular, hasta se plantearon en más de una ocasión su salida … Al final, Xavi se encontró a sí mismo y el Barcelona también encontró a Xavi. Tanto el uno como el otro se necesitaron mutuamente para crear escuela y concebir una forma especial de jugar a este deporte.

Así las cosas, el legado de Xavi Hernández va más allá de su larga lista de títulos con el Barcelona y su excepcional currículum con la selección española, de la que fue abanderado, y más allá de sus récords que ya todos conocemos. Su legado, su sello, es su forma de jugar, un líder cuya incidencia sobre el juego, el de su equipo y el del rival, fue mucho mayor que la marcan los números.

A sus 35 años, su marcha del Barcelona no será un adiós, sino un hasta luego. Todo el mundo sabe que el capitán azulgrana tendrá las puertas del club abiertas de par en par para cuando deseee volver. Si Xavi quiere seguir ligado al fútbol en otros ámbitos, como el de entrenador o directivo, la que ha sido su casa a buen seguro que no le va a negar el puesto.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *