27 mayo 2010 Fútbol

El delantero serbio Nikola Zigic ha sido vendido por el Valencia al Birmingham City por 7 millones de euros

En apenas una semana, el Valencia se ha desprendido de sus delanteros centro, el titular y el suplente. Si David Villa se vendió al Barcelona, ahora ha sido Nikola Zigic el traspasado al Birmingham City. Las deudas aprietan al club valencianista, y por eso, mandan 202 centímetros de delantero centro a la Premier League a cambio de 7 millones de euros.

Concentrado con la selección serbia preparando el Mundial de Sudáfrica, el ya ex jugador valencianista ha recibido permiso de Radomir Antic para desplazarse hasta Inglaterra y firmar el contrato que le unirá a su nuevo equipo para las próximas 4 temporadas. Un periplo en el que espera tener mejor suerte que la que tuvo durante su estancia en Valencia, un equipo que apostó fuerte por él y que en su día desembolsó 18 millones de euros para conseguir su fichaje.


Mucho menos pagó el Racing de Santander por él, aproximadamente 6 millones de euros por un jugador que venía con la vitola de ser nombrado mejor futbolista de su país, y tras ganarlo todo en el campeonato local con el Estrella Roja de Belgrado. Tan importante fue la aportación de Zigic en la salvación del Racing, que el fútbol del conjunto cántabro y el del rival de turno se veía condicionado por la presencia de Zigic en el campo. El Racing buscaba constantemente su cabeza, y los rivales cambiaban su sistema defensivo para frenarle.

Por eso, duró un año en el Racing para fichar por el Valencia, donde se truncó su suerte. Ha lidiado con 3 entrenadores (Quique, Koeman y Émery), y con ninguno ha congeniado ni ha logrado ser titular, siempre a la sombra de El Guaje. Tan paupérrimos fueron sus números que volvió a Santander en calidad de cedido, y curiosamente volvió a ser determinante en la salvación del Racing. Sin embargo, en su regreso a Valencia volvió a dar la de arena una temporada más.

La marcha de Villa y la de Zigic podrían no ser las últimas en un conjunto que necesita abaratar costes y reducir una peligrosa deuda. Sin embargo, las exigencias a las que está sometido el Valencia le obligarán a moverse muy bien en el mercado y seguramente a invertir, porque los delanteros centros no se consiguen a cualquier precio.

Vía | El País

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *