1 marzo 2013 Tenis

Tomas-Berdych

El ATP 500 de Dubai ya tiene definida su final. En ella se enfrentarán Novak Djokovic, tres veces campeón del título, y Tomas Berdych que aspira a su primer triunfo en este torneo. La final comenzará a las 16:00 horas del sábado en España donde podrá ser seguida a través de Digital +.

Para acceder a su cuarta final en Dubai el número 1 del ranking tuvo que derrotar a Juan Martín Del Potro que cedió por 6-3 y 7-6(4) y que tuvo opciones para alargar más el partido. El que no podrá defender el título conquistado el año pasado es Roger Federer que perdió ante Tomas Berdych que se empleó durante más de dos horas para consumar una gran remontada que cerró con un marcador de 3-6 y 7-6(8) y 6-4 encadenando su segunda victoria consecutiva ante el jugador de Basilea que perderá algunos puntos importantes de cara al ranking que se actualizará el próximo lunes.

Djokovic era favorito en su enfrentamiento a un Del Potro que llegaba al partido con pequeñas molestias en su muñeca izquierda. El tenista serbio entró muy bien al partido, fue agresivo en sus tiros y estuvo rápido de piernas para cerrar la primera manga sin demasiados apuros. ¿Sería el partido un paseo militar para el serbio? Pues no para alegría de los aficionados que vieron como el serbio bajaba sus prestaciones en el inicio del segundo set algo que aprovechó Del Potro para ponerse con una ventaja de 3-0 que parecía encarrilar la segunda manga.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad porque Djokovic, como de costumbre, sacó lo mejor de sí en los mejores momentos gracias a su saque y a algunos problemas de concentración de Del Potro que recibió un time warning cuando ganaba por 3-1 pero tenía un break point en contra. Después de que el argentino protestara y el juez de silla le diera explicaciones perdiéndose mucho más tiempo que el que se pretende ahorrar con esa regla, Del Potro envió una bola fuera que le costó el break y le desconcentró bastante porque a partir de ahí Djokovic le pasó por encima y llegó a ponerse con 5-3.

Al menos Del Potro pudo parar la sangría y llevar el set hasta la muerte súbita pero allí Djokovic se mostró más sólido y se metió en la final con lo que ya mejora las semifinales alcanzadas el año pasado así que sumará puntos extra en el ranking que consolidarán su primera plaza.

En la segunda semifinal Roger Federer buscaba su octava final en este torneo pero Tomas Berdych se interpuso en su camino. El partido comenzó con el típico guión de los que solemos ver cuando hay buenos sacadores sobre la pista, es decir, con poco peloteo y sin demasiadas opciones para los jugadores al resto. Federer estuvo ligeramente mejor y aprovechó para anotarse el primer set y tener opciones en el segundo a pesar de que una de sus típica desconexiones del partido le llevó a verse con 5-2 abajo. El suizo se metió de nuevo en el partido, reaccionó y llegó a forzar el tie break y a contar hasta con cuatro bolas de partido que fueron desaprovechadas.

En la tercera manga la irregularidad de Federer le pasó factura porque cometió varios errores que le acabaron costando el break en el quinto juego. Las cosas se pusieron muy en contra del suizo que además pudo perder cuando servía por 5-3 y tenía saque a favor aunque ahí pudo levantar dos bolas de partido. En el siguiente juego Federer necesitaba el break pero se encontró con grandes saques de Berdych que se colocó con 40-0 para cerrar el partido en su primera oportunidad tras una bola enviada a la red por Federer.

De cara a la gran final, el face to face es apabullante a favor de Djokovic que ha ganado a Berdych en 12 de sus 13 enfrentamientos. La única victoria del checo data de las semifinales de Wimbledon del año 2010…a partir de ahí, 10 derrotas incluida la del Australian Open de esta temporada.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 marzo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *