25 marzo 2017 Fútbol

Buffon se convierte en milenario
Dicen que es difícil alcanzar el éxito, pero más difícil es mantenerse ahí, en lo más alto. Puede que esta circunstancia se acentúe aún más en un deporte como es el fútbol. Un lugar en el que todos desean triunfar, en el que muy pocos lo logran, y en el solo unos cuantos se mantienen en pie. Gianluigi Buffon tiene la suerte de ser uno de ellos.

El mítico portero italiano consiguió anoche batir un récord increíble. Una hazaña memorable que le sitúa, aún más si cabe, en el Olimpo de los dioses de este amado juego. Y es que ya son mil los partidos que este hombre ha ejercido como profesional. Mil momentos sobre el césped que ha vivido defendiendo solamente tres camisetas diferentes: la del Parma, la Juventus y la selección nacional de Italia.

Tras 22 años en el fútbol de primer nivel, seis de ellos en el Parma y el resto en la Juventus de Turín, su actual club, el bueno de ‘Gigi’ (como así es conocido coloquialmente), se ha convertido en uno de los mejores porteros de todos los tiempos.

Símbolo de respeto, de serenidad, de fidelidad a su equipo…Buffon es uno de los futbolistas que está dejando huella, gracias en parte a su fórmula secreta: talento, trabajo y constancia. Y es que él mismo ha reconocido que jamás ha perdido la ilusión por seguir parando balones de fútbol bajo los palos. Quizás esta haya sido la clave que le ha posibilitado saltar a un estadio en mil ocasiones, y las que le quedan, puesto que de momento continúa en activo.

Una larga trayectoria, ya milenaria, colmada de éxitos entre los que destacan: tres Copas de Italia, seis Supercopas de Italia, siete campeonatos ligueros italianos, una Copa de la UEFA y una Copa del Mundo. Palmarés envidiable, al que solo puede ponérsele un pero: el no haber conquistado una Copa de Europa de clubes o un Campeonato de Europa de Naciones, algo que también le duele, y mucho, al propio Buffon.

El más claro ejemplo para todos aquellos que sueñan algún día en convertirse en porteros de fútbol y hacer de ello su profesión.

Foto| ExtraConfidencial

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *