22 enero 2016 F√ļtbol

Marchena se retira del f√ļtbol a los 36 a√Īos y con un palmar√©s envidiable

Hay personas que saben siempre estar en el sitio adecuado, que tienen esa virtud o esa suerte, y entre ellas debemos admitir a Carlos Marchena. No es que neguemos el talento para jugar al f√ļtbol del cabecense, que acaba de anunciar su retirada a los 36 a√Īos, es que alabamos una trayectoria marcada entre otras cosas por estar en el sitio justo en el momento justo, que es lo que precisamente se le pide a un jugador de su puesto.

Una trayectoria que comenzó en el equipo de su pueblo, Las Cabezas de San Juan, y que le llevó a la cantera del Sevilla. Aquí se demuestra por primera vez lo que trato de explicar, y es que Marchena, aparte de por sus virtudes, se gana el hueco en el primer equipo de un Sevilla en graves apreturas económicas y que no tiene otra que apostar por los jugadores de cantera como él.

Y as√≠ es como Marchena debuta con apenas 18 a√Īos en Segunda Divisi√≥n y se hace un nombre tal que termina fichando por un se√Īor equipo como el Benfica. En Portugal sigue creciendo como futbolista y gracias a ello lo llama el Valencia a filas. Sus inicios fueron pisando banquillo, pero lleg√≥ al equipo che en el momento adecuado, cuando por entonces en Mestallaba se levantaban t√≠tulos y con un entrenador con el que encajan los jugadores de su perfil: Rafa Ben√≠tez.

Y con esta camiseta, con la que disput√≥ la mayor√≠a de los m√°s de trescientos partidos como jugador en Primera Divisi√≥n, llegaron todos sus t√≠tulos a nivel de clubes: dos ligas, una Copa del Rey, una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa. No est√° nada mal este palmar√©s y todav√≠a nos falta rese√Īar lo mejor, sus t√≠tulos con la selecci√≥n espa√Īola, tanto en categor√≠as inferiores como en categor√≠a absoluta.

El sevillano form√≥ parte de la generaci√≥n dorada del f√ļtbol espa√Īol, aquella formada por los mejores centrocampistas del mundo pero que que necesitaba defensas de su estirpe para cubrirles las espaldas. Form√≥ parte del grupo que gan√≥ el Mundial sub 20 en Nigeria, del que se volvi√≥ de Sidney con una plata ol√≠mpica y de aquel bienio m√°gico 2008-2010 en el que Espa√Īa logr√≥ una Eurocopa y un Mundial.

Como ven, por tiempo y por espacio, Marchena estuvo siempre en el sitio adecuado. Pero hay que repetir que el ex jugador del Villarreal y del Deportivo no es s√≥lo uno de esos chicos con suerte, no cabe otra que se√Īalar que como central o como mediocentro defensivo o como referente en el vestuario, papel en el que desempa√Īaba a las mil maravillas tambi√©n, en todos esos t√≠tulos que atesora tuvo su parte.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *