1 noviembre 2016 Fútbol

Gundogan marcó dos goles en la victoria del City ante el Barça

Cuando mejor parecía el Manchester City, una contra perfecta de Neymar y Messi finalizada por el argentino ponía al Barcelona por delante en el Etihad Stadium. Y cuando peor pintaba el equipo de Pep Guardiola, un error en la salida de balón de Sergi Roberto propiciaba el gol del empate, anotado por Gundogan. Y así se llegaba a una segunda parte de locos en la que se impuso el acierto a la contra del equipo inglés.

Pudo pasar cualquier cosa, pero la victoria cayó del lado del City por 3-1. El 2-1 lo anotó Kevin De Bruyne de un disparo de falta directa en el que ter Stegen pudo hacer algo más, y el 3-1 llegó en una contra que finalizó Gundogan para hacer doblete, no mucho tiempo después de que Andre Gomes perdonara el 2-2 con un disparo franco que envió al larguero.

Curiosamente, cuando el City perdía, el Gladbach marcaba por medio de Stindl y el equipo alemán superaba al inglés en la clasificación. Pero un gol de penalty de Dembelé para el Celtic de Glasgow dejó el marcador final en empate a uno y la clasificación tal y como estaba, con Barça aún de líder con 9 puntos, City segundo con 7 puntos y Borussia tercero con 5 puntos, cerrando con 2 el Celtic.

Griezmann marcó en el 94 para darle la victoria al Atlético de Madrid

La jornada no pintaba bien para los equipos españoles porque el Atlético de Madrid no podía ganar al Rostov ruso, aunque la situación se arregló justo en el último minuto del descuento y gracias a Antoine Griezmann. El principito francés ya había anotado el primero para el Atleti y logró el gol de la victoria, asegurando la clasificación a octavos de final de su equipo.

Como decimos, Griezmann hizo el 1-0 pero la alegría duró poco en el Calderón porque el iraní Azmoun empataba el partido apenas un minuto después, cortando una racha negativa del Rostov de varios partidos sin marcar. El conjunto ruso aguantó ese empate hasta el último suspiro, cuando Griezmann se encontró, al igual que en el primer gol, con un mal despeje en el punto de penalty que no desaprovechó.

El Bayern Munich también ganó y, con 9 puntos, también asegura su clasificación a los octavos de final. El equipo alemán comenzó perdiendo ya que Arias marcó para el PSV, con permiso del linier que se comió un clamoroso fuera de juego. Pero los de Ancelotti lograron remontar para ganar 1-2 con el polaco Robert Lewandowski firmando los dos goles, el primero de ellos de penalty.

El Arsenal remontó en Bulgaria con un golazo de Ozil

Hablando de remontadas, el Arsenal se encontró a los quince minutos de partido con un 2-0 en contra ante el Ludogorets, después de los goles de Jonathan Cafu y Keseru. Pero el conjunto londinense se iba a llevar los tres puntos, empatando antes del descanso gracias a los goles de Xhaka y Giroud y haciendo el 2-3 en el 88, gol de Ozil en el que sienta al portero rival y a dos defensas.

El Arsenal con estos tres puntos certifica su pase a los octavos de final, con 10 puntos, los mismos que un PSG con el que tendrá que pelear la primera plaza del grupo. Los de Emery amarraron su pase a la siguiente ronda ganando por 1-2 en casa del Basilea un partido que parecía destinado a empate, tras los goles de Matuidi y Zuffi, y que resolvió Meunier en el minuto 90.

En el Grupo C, sin embargo, no hay nada resuelto. El Benfica ahora es el nuevo líder después de ganar por 1-0 al Dínamo de Kiev, gol anotado por el argentino Salvio desde el punto de penalty. En el otro partido, Nápoles y Besiktas empataron a uno en tierras turcas, así que los italianos se quedan con 7 puntos y los turcos con 6, quedando todo por decidir en estas dos jornadas que quedan por delante.

Vía | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *