28 junio 2013 Fútbol

Navas marcó el penalty decisivo para España

Puede que sea por el calor o la humedad, puede que porque, como dicen en Brasil, las noches en la concentración sean un poco más largas, o simplemente puede que tu rival sea mejor. El caso es que no siempre vamos a ver a España pasar por encima de sus rivales, aunque nos tenga mal acostumbrados. Porque aun siendo peor que Italia, España nos ha regalado la final soñada de este torneo, la final contra Brasil en Maracaná.

En honor a la verdad, hay que decir que si se pudiera hablar de justicia en el fútbol, Italia habría celebrado la victoria al término de los 90 minutos. Hoy el equipo de Prandelli ha brillado más que España y la ha puesto contra las cuerdas, como tiempo ha que no le ocurría a esta selección. Luego pedirían la hora en la prórroga y caerían en los penaltis, pero los méritos a Italia ya no se los puede quitar nadie.

Aunque la primera ocasión fue para España, para Pedro en el minuto 3, la primera mitad fue claramente para Italia. La azzura entraba como un puñal siempre por la derecha de su ataque, y bajo la magistral dirección de Pirlo, hacía sufrir a la selección española. Casillas salvó dos claras, y Ramos y Piqué se multiplicaron para cortar centros, pases al hueco, etcétera … España, desconocida, celebraba que Howard Webb mandara a todos a vestuarios.

En la segunda mitad, aunque el dominio fue italiano, llovió menos sobre la portería de España. Es más, se diría que España fue poco a poco comiéndole la tostada y resolviendo la ecuación que había propuesto Prandelli. Tuvieron mucho que ver en ello los cambios, Mata dio movilidad y toque en el medio campo, Navas era un peligro por banda, un factor sorpresa. Además, Iniesta despertaba y Torres estaba bien, acertando en sus decisiones.

Sin embargo, era demasiado tarde y el signo del partido no cambió. La tuvo Piqué, pero la mandó a las nubes mientras le hacían un claro penalty a Torres que Webb ignoraba. Con 0-0 tras los 90 minutos, la prórroga parecía un castigo para los dos equipos, ya que, si sobre el papel a España se la veía muy cansada, en Italia hacía rato que no se veía a Pirlo, Gilardino pedía el cambio y Chiellini estaba, literalmente, roto tras corretear media hora con Navas.

En el tiempo extra, Italia iba a pedir la hora. Aunque el primero que la tuvo fue Giaccherini, el palo salvó a España, quien mereció llevarse el gato al agua durante la prolongación fue España. La tuvieron los centrales a balón parado, se comió otro penalty Webb, la tuvo Xavi con un balón que acabó en el poste, la tuvo Navas aunque Buffon se la sacó, y hasta la tuvo Javi Martínez, el ‘9’ que se inventó Del Bosque para estos últimos 30 minutos.

No hubo goles y se llegó a los penaltis, donde los lanzadores estuvieron mucho más atinados que los porteros. Se llegó al séptimo lanzamiento, donde Bonucci la mandó a las nubes y Navas demostró que es ya un hombre desde hace mucho tiempo. Y así Italia, otrora verdugo, se convertía por tercera vez en víctima de España. Ahora, a por Brasil, es lo que todo el mundo quería, ¿no?

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 junio 2013
  2. Shakira, espectadora de excepción del España-Italia 28 junio 2013
  3. Más de 13 millones de espectadores para los penaltis del España-Italia 28 junio 2013
  4. Resumen 2013 Fútbol: el Bayern domina en Europa, el Barcelona en España 31 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *