14 septiembre 2012 Tenis

El combinado español de Copa Davis ha dado un paso de gigante para meterse en una nueva final después de conseguir ganar los dos primeros partidos individuales de la eliminatoria que le enfrenta a Estados Unidos. David Ferrer primero y Nico Almagro después fueron los encargados de conseguir estos puntos que dejan a España a una sola victoria de la pelea por la Ensaladera.

Las dos victorias de los tenistas españoles fueron bastante trabajadas. En el primer partido Ferrer necesitó de cuatro sets para derrotar a Sam Querrey por 4-6, 6-2, 6-2 y 6-4 mientras que en el segundo las cosas se complicaron más todavía porque John Isner dejó patente su condición de número 1 americano e hizo sudar a Almagro durante más de cuatro horas antes de ceder por 6-4, 4-6, 6-4, 3-6 y 7-5.

David Ferrer llegó a Gijón hace solo unos días tras su participación en el US Open y el cansancio y el cambio de superficie provocaron que tardara un poco en entrar en juego. El de Javea comenzó bien en la primera manga y se puso con un break de ventaja pero en la recta final del set sufrió un bajón en su juego y el set se le escapó.

En la segunda de nuevo Ferrer comenzó tomando ventaja y poniéndose con 4-2 para no dejar escapar ni ese set ni el tercero que siguió el mismo guión. Querrey parecía destinado a caer por la vía rápida pero reaccionó en el cuarto set que fue más igualado hasta que en el noveno juego del partido Ferrer consiguió la rotura definitiva que daba el primer punto a España y quitaba presión a Nico Almagro que a continuación saltaba a pista.

El gran partido de la jornada fue el que enfrentó a John Isner y Nico Almagro que comenzó con el jugador americano sacando muy por debajo de sus posibilidades, algo que permitió al murciano conseguir una rotura en el tercer juego que resultaría decisiva para la suerte de ese set. Cuando el saque de Isner comenzó a funcionar fue más difícil ganarle pero el problema que tuvo Almagro es que solo aprovechó tres de las 19 bolas de break de las que dispuso. Si el murciano hubiera estado más entonado en esos momentos decisivos, el partido habría durado mucho menos porque fue superior y pudo cerrarlo en el cuarto set donde dominaba a Isner.

Los desaciertos de Nico en ese momento llevaron el partido al quinto set. Allí el español también estuvo con 5-4 y tres bolas de partido que Isner salvó con dos aces (hizo 24 en total) y un error del español. El partido volvía a alagarse y la luz comenzaba a marcharse pero dio tiempo para que Almagro ganara su saque sin problemas y después presionara otra vez a Isner que acabó enviando una bola fuera que daba el triunfo a España.

Para el sábado está previsto el partido de dobles donde Granollers y Marc López se enfrenta a los hermanos Bryan, la mejor pareja del mundo que intentará dar vida a su país y hacer que todavía hayan cosas en juego en la jornada del domingo.

Vía | Davis Cup

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *