5 septiembre 2015 Fútbol

España superó a Eslovaquia y le quita la primera plaza del grupo

Oviedo, la ciudad en la que triunfó el primer gran futbolista eslovaco, el malogrado Peter Dubovsky, no presentó sus mejores galas en el partido que enfrentaba a la selección de Eslovaquia y a la de España. Quizá, el flojo juego de los últimos partidos de La Roja había transformado en desencanto lo que no ha mucho era desbordante ilusión.

Un flojo juego que esta noche, sobre el césped del Nuevo Carlos Tartiere, ha quedado completamente olvidado. España ha jugado uno de los mejores partidos de los últimos tiempos, ha ganado por 2-0 a Eslovaquia robándoles la primera posición del grupo, y además se sitúan realmente a sólo un triunfo de asegurar la clasificación a la Eurocopa.

Y eso que el partido comenzó con susto, tras una pérdida imperdonable de Ramos que dejó a Mak mano a mano ante Casillas. El eslovaco marró el disparo y en la siguiente jugada anotaba España, con Jordi Alba marcando de cabeza a placer tras una magnífica asistencia de David Silva. Y los eslovacos se quedaron pensando en lo que pudo haber sido, mientras España se adueñaba de la pelota.

Con una fuerte presión y con Busquets rebañando todos los balones sueltos, España tenía siempre la pelota porque apenas tardaba segundos en recuperarla. Y haciendo circular rápido el esférico, con Silva e Iniesta geniales y con un Pedro muy incisivo, que cayera otro gol era cuestión de tiempo. Ésta venía a ser más o menos la España que conocíamos.

Si bien, el segundo gol llegó de un penalty que se inventó Diego Costa, en su acción más útil en un desafortunado partido. Iniesta no desperdició el regalo arbitral y estableció un 2-0 que iba a ser definitivo pese a que todavía quedaba partido por delante. Faltó la guinda del tercer gol, pero se pecó de querer dar siempre un pase más en lugar de buscar portería.

La segunda parte le sobró también a Eslovaquia, con el seleccionador incluso sacando del campo a sus mejores jugadores. Y es que están ya pendientes del siguiente partido ante Ucrania, porque una victoria les supondría estar en la próxima Euro. Si lo hace Eslovaquia y España hace lo propio en Macedonia, el Grupo C estará visto para sentencia.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *