19 septiembre 2015 Baloncesto

Lituania-Serbia-semifinales-Eurobasket

Lituania hizo saltar la banca en el último partido antes de la final de este Eurobasket y eliminó a la favorita Serbia con un juego en equipo que ensombreció por completo las actuaciones individuales de un cuadro balcánico que vivió de destellos de Teodosic y Bjelica.

Serbia debió verse ya en la final cuando Teodosic clavó el primer triple que intentó porque de lo contrario es imposible explicar la desconexión vista en los primeros minutos. La ventaja Serbia duró lo que Valanciunas quiso, porque cuando el de los Raptors entró en vena guió a los suyos a un parcial de 0-10 puntos mientras los de Djordjevic no daban con la tecla que les permitiera conseguir un flujo de puntos constante y solo Bjelica tenía encendida la bombilla para evitar que la sangría fuera mayor al acabar el primer cuarto.


No sería suficiente, Seibutis aparecía en el segundo cuarto por primera vez y Lituania se iba a más de diez puntos de ventaja liderados por un Valanciunas espectacular que hacía mella cada vez que tocaba el balón. Serbia se perdía en posesiones infructuosas y las alarmas no paraban de sonar cuando a dos minutos del final de la primera parte Markovic calentaba la muñeca y el árbitro pitaba falta para concretar una jugada de 5 puntos. Como si Serbia se hubiese dado cuenta de que era capaz de ganar el partido el juego cambiaba completamente con los balcánicos acertadísimos de cara al aro, mientras que a Lituania le entraban los nervios cuando veía que el descanso se cerraba tan solo con un punto diferencia cuando la superioridad báltica había sido clara.

Serbia se mantuvo fiera y con Bjelica y Bogdanovic se puso por delante gracias a un nuevo parcial sólido finalizado por Markovic pero de la nada saldría Kuzminskas cargando el rebote y espoleando la actitud defensiva de los suyos, que frenaron la progresión de los de Djordjevic al instante. Seibutis se sumaba al partido con retraso pero muy acertado para finalizar jugadas y a pesar de que Bjelica no se escondía Serbia se iba hundiendo poco a poco en el marcador con cada triple de Kalnietis. Ya en los últimos cinco minutos del cuarto Seibutis estaba imparable con la penetración tras pase y la defensa lituana tenía dominada a una Serbia que veía la diferencia en 4 puntos.

Parecía que el partido estaba decantado pero aun quedaría un triple milagroso de Milos Teodosic que mandaba el encuentro a los tiros libres. La presión podría con Seibutis, pero en la jugada siguiente a Bogdanovic se le apagarían las luces tras recorrer la cancha y cometería un error en la entrada a canasta que sentenciaría el partido a pesar de que Serbia tuvo una última bola a 4 segundos que perdió Teodosic.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *