16 septiembre 2013 Baloncesto

1379340711_1

Sin nada que disputarse en el Eslovenia-Finlandia, en la jornada decisiva del grupo F Grecia cayó eliminada en un espectacular partido que necesitó de dos prórrogas para determinar a Croacia como ganador por 92 a 88. Este resultado, de paso, clasificaba a España directamente antes de jugar su encuentro ante Italia.

Ninguno de los dos quería quedarse descolgado en el partido por lo que los intercambios de parciales eran más que frecuentes. Croacia dominó los primeros minutos pero Grecia respondió consiguiendo terminar el primer cuarto con ventaja de un punto (16-17)

Grecia intentó despegarse rápidamente en el segundo cuarto pero esta vez Croacia, de manos de Tomic y Bogdanovic, sería quien consiguiera irse por delante al descanso. El propio Tomic seguiría enchufado tras el descanso con varios 2+1 en el inicio de la segunda mitad, pero una nueva desconexión croata posibilitó que Bourousis y los suyos mantuvieran igualado el electrónico de cara al último cuarto.

Ukic anotaría el último punto del tercer cuarto y sería quien liderase el nuevo arreón croata en el cuarto periodo. Con 4 puntos de desventaja con cuatro minutos por jugarse Grecia lo puso todo en la pista y un triple de Zisis consiguió empatar el partido a 70 para mandarlo a la prórroga.

Grecia llegaba justa de fuerzas al tiempo extra y para colmo no podía contar con un Spanoulis eliminado por faltas. Tuvo que ser Zisis quien se cargase de responsabilidades para colocar a los helenos tres arriba a una posesión del final. Grecia se veía salvada pero un espectacular triple de Bogdanovic empató de nuevo el encuentro y esta vez a Zisis le entraron los nervios y no consiguió anotar la canasta de la victoria.

La segunda prórroga coronaría a Bogdanovic y Zisis como estandartes de sus equipos, consiguiendo el primero un parcial de 6-0 que Rudez redondearía para poner el 86-79, mientras que el segundo sacaría todo su repertorio para empatar el encuentro.

Al final, sería el madridista Draper quien decantara el partido con una penetración que desmoronaba a Grecia, sin fuerzas para una nueva remontada. Bogdanovic anotaría los dos tiros libres y Kaimakoglou anotaría sin querer cuando quería forzar un rebote desde la línea de personal, sentenciando el encuentro en 92-88.

Por otro lado, Finlandia se despidió del Eurobasket con victoria sobre la anfitriona, que hizo rotaciones mirando a los cuartos de final. Con una primera parte igualada gracias a los triples de Haanpaa, el partido se marchó al descanso con un vistoso empate a 42.

Al acierto exterior finés se sumó  Koponen logrando un parcial de 14-2 que decantaba la balanza del lado nórdico ante una Eslovenia que no quería gastar fuerzas en un partido sin objetivos.  Más por orgullo que por ganas Eslovenia llegó a ponerse a menos de 10 puntos de manos de Balazic, pero otro arreón de Finlandia, que quería despedirse con buen sabor de boca, fue suficiente para llevarse el encuentro con el 92-76 final.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *