25 junio 2012 Fútbol

Pirlo marcando un penalty a lo Panenka

Después de 27 partidos, en el último encuentro de cuartos de final, llegó el primer partido sin goles de esta Eurocopa 2012. Lo protagonizaron Italia e Inglaterra, y curiosamente muchos pronosticaron que se iba a dar este resultado. Así, y tras 120 minutos de partido, todo se resolvió desde el punto de penalty, y esta vez el fútbol hizo justicia para con Italia.

Porque si algún equipo merecía llevarse este partido, ese era Italia, si algún jugador merecía celebrar algo hoy, ese era Andrea Pirlo. El centrocampista de la Juve hizo de todo, lo intentó todo, para que alguno de sus compañeros consiguiera por fin penetrar en la defensa de Inglaterra, una Inglaterra que hizo eso precisamente, defender y poco más.


El partido curiosamente comenzó muy abierto, con llegadas y ocasiones en las dos porterías, incluso más en la que defendía Buffon. Pero poco a poco, Italia fue haciéndose con el control del partido y fue llevándolo más a su terreno. Los de Prandelli no querían un correcalles donde Young, Rooney y Wellbeck hasta entonces se habían manejado mucho mejor y habían puesto en problemas al portero italiano. No les convenía.

A partir de ahí, las ocasiones fueron para Italia, sobre todo para Mario Balotelli, pero el delantero del Manchester City no estaba nada acertado. Lento para definir en unas, con poca puntería en otras, cada ocasión que fallaba el ‘9’ de la azzurra empujaba un poco más a los ingleses a meterse atrás. Y así, cuando llegamos al descanso, la Inglaterra de Hodgson ya sólo tenía en mente una cosa, defender.

La segunda mitad comenzó con más ocasiones para Italia, y con más fallos a la hora de definir para desesperación de los tifosi. El seleccionador inglés apostó por dar entrada a Carroll, y así, con el juego directo como arma, no niveló el encuentro pero al menos metió algo de miedo en el cuerpo a los italianos. También por fin se volvió a acercar al área el equipo británico, pero el partido ya parecía abocado a la prórroga.

Una prórroga que no decidió nada, y que tuvo el mismo guión que el partido en general. Las mejores ocasiones las tuvo Italia, sobre todo en las botas de Diamanti que llegó a estrellar una pelota en el palo, y a la que se le anuló un gol por fuera de juego de Nocerino, acierto del colegiado en este caso. Así, se llegó a la tanda de penaltis. Alemania esperaba rival y todo se decidía desde el fatídico punto de penalty.

Comenzaron mal, muy mal, las cosas para Italia ya que Montolivo fallaba su lanzamiento. Sin embargo, Young mandó el suyo al larguero y todo se igualaba. Pirlo, a lo Panenka, nos dejaba una genialidad y de paso ponía a Italia por delante. La presión era de los ingleses, para Ashley Cole en especial, y falló, o más bien, se lo atajó Buffon. Así, Diamanti tenía el honor de meter en las semifinales a su país, tras los penaltis, donde hace cuatro años se dejaron la Eurocopa ante España.

Italia celebra su clasificación a las semifinales de la Euro 2012

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *