3 julio 2016 Fútbol

Alemania Italia Eurocopa
En Burdeos se daban cita Alemania e Italia, dos de las favoritas al título por historia y sensaciones en esta Eurocopa.

La primera parte transcurrió con dominio de Alemania pero sin grandes ocasiones hasta prácticamente los últimos instantes de la misma. En el 42’, Müller no consiguió rematar con acierto cuando lo tenía todo para anotar, acabando el balón en las manos de Buffon, y un minuto más tarde era Italia quien la tenía, con un disparo cruzado de Sturaro, que tocó Boateng lo suficiente para que el esférico se perdiera por línea de fondo. Pese a estas dos ocasiones de última hora, el partido se iba al descanso con 0-0.

La segunda mitad se inició con el mismo patrón de dominio germano, y en el minuto 53, Mario Gómez la dejó atrás para Müller, pero su tiro lo sacó Florenzi bajo palos. Alemania se estaba creciendo, y certificó su superioridad en el 65’, con un pase de Héctor que recoge Özil al borde del área pequeña y remacha sin contemplaciones, para adelantar a su equipo.

Dos minutos después del gol, una asistencia picada dejó a Mario Gómez solo delante del arco italiano, le dio tiempo para controlar con el pecho pero cuando iba a rematar con la espuela, Chiellini metió el pie, el balón salió hacia su propia portería, y Buffon salvaba a Italia con una parada de reflejos.

El cronómetro corría a favor de Alemania, que manejaba los tiempos del partido, pero, en el minuto 77, una inocentísima mano de Boateng dentro del área, que saltó con los brazos arriba, fue señalada como penalti. El ‘regalo’ no lo desperdició Bonucci anotando el penalti para poner tablas en el marcador. Al final del tiempo reglamentario, empate a uno y otro partido que se iba a la prórroga.

Alemania se recompuso y tuvo las ocasiones más claras del tiempo extra; Draxler en el 106’, con una chilena que envía alta y unos minutos después, con un tres para tres en una contra que es desperdiciada al errar el propio Draxler el último pase a Müller. Pero, de nuevo, nos íbamos a los penaltis.

La tanda de penaltis fue una locura, en los cinco primeros penaltis, solo anotaron dos jugadores por cada equipo, Insigne y Barzagli para Italia, mientras que Kross y Draxler lo hicieron por parte de los alemanes. A partir del sexto llegó la efectividad y hasta el noveno no falló Darmian, deteniendo Neuer su penalti. Por el contrario Héctor anotó el suyo y metió a Alemania en semifinales.

Foto | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *