17 junio 2016 Fútbol

Italia Suecia Eurocopa

En Toulouse, Italia y Suecia medían fuerzas en el primer encuentro de la jornada del miércoles.La primera parte fue del todo aburrida, sin apenas producirse acercamientos al área y centrándose la lucha en el control por el medio del campo. Unos 45 minutos sin ritmo que no fueron acordes con el nivel que se presupone a los jugadores que se encontraban sobre el terreno

En el inicio del segundo acto Italia dio un paso adelante y lo intentó a base de aperturas por la banda y centros al área, pero las jugadas no concluían. Conte movió ficha dando entrada a Zaza por Pellé. Mientras tanto, Zlatan Ibrahimović andaba desaparecido por completo y solo se le vio cuando mandó a las nubes un disparo a puerta vacía tras centro de Olsen, pese a ello, la jugada estaba anulada por fuera de juego de la estrella sueca.
de juego.

El partido se consumía sin ocasiones, hasta el minuto 82, cuando Parolo entró desde segunda línea para rematar al larguero una gran asistencia de Giaccherini, en la que fue la ocasión más clara hasta el momento.

Cuando parecía que el partido apuntaba irremediablemente al 0-0, un larguísimo saque de banda puesto en juego desde la medular por Chiellini, llegaba hasta Zaza que dejó de cabeza a Éder que controló el balón y se dirigió a la frontal sin que ningún sueco hiciera nada por frenarle, finalizando con un fuerte disparo a la izquierda de Isaksson que no puede hacer nada para evitar el 1-0.

Victoria de la azzurra al más puro estilo italiano con la que acceden a la siguiente ronda, y decepcionante Suecia que por segundo partido consecutivo acaba sin rematar una sola vez a puerta y se la jugará en el último partido. Bélgica y Eire cierran mañana a las 15:00 h. la segunda jornada del grupo D.

Croacia República Checa Eurocopa

Diferente fue el inicio del República Checa – Croacia, con un juego bastante más entretenido, sobre todo por parte de los croatas.

La primera ocasión clara la tuvo Rakitić tras recortar magistralmente dentro del área y golpear el balón con su pierna izquierda pero Čech salvó abajo con el pie. Era el preludio del gol, ya que en la siguiente jugada Perišić ponía el 1-0 tras sacarse un zurdazo cruzado que acaba dentro dentro de las redes de la portería checa. Así se llegaba al descanso.

A pesar de que en la segunda mitad la República Checa empezó más enchufada y se fue al ataque, en el minuto 59 un pase entre líneas de Brozović dejaba solo a Rakitić que la picaba por encima de Čech para hacer el segundo tanto.

La República Checa parecía entregar la cuchara y Croacia tuvo ocasiones para ampliar el resultado. Pero en el 76′, Škoda, que acababa de entrar en el terreno de juego, remata de forma excepcional un centro con el exterior de Rosický, para ponerle emoción al último tramo.

El partido aún deparaba más sorpresas, en el minuto 85, se produjo un lanzamiento masivo de bengalas desde la zona donde se situaba la afición croata que mantuvo parado el encuentro durante 6 minutos. Este hecho desconcentró a Croacia, y en la reanudación Domagoj Vida cometió un inocente penalti por mano dentro del área. Necid transformó la pena máxima e hizo el 2-2.

La selección ajedrezada quedó totalmente aturdida viendo como se le escapaba la victoria y estuvo cerca de perder el partido cuando la República Checa se fue a por el tercero. Al final empate a 2.

El empate mete a la República Checa en la lucha por los octavos de final y supone un duro mazazo para Croacia, que durante muchos minutos dominó a placer.

Estaremos atentos a la sanción que reciba la Federación croata por los altercados provocados por algunos de sus aficionados.

Fotos | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *