6 noviembre 2014 Motociclismo

El francés Quartarato es la última promesa del motociclismo

A lo largo del año 2012, la Comisión de Grandes Premios, un organismo que aúna a Dorna, a la FIM y a las asociaciones de fabricantes y equipos, anuló una norma para que Marc Márquez pudiera fichar por el equipo Repsol Honda de MotoGP. Esa norma, conocida como la cláusula anti rookie, decía que un novato no podía competir en su primer año en MotoGP con una moto oficial.

A lo largo de este año 2014, otra norma ha sido motivo de polémica, esta vez con un piloto francés como protagonista: Fabio Quartararo. La norma dice que el límite mínimo de edad para competir en el Mundial es de 16 años y el francés todavía no los tiene, los cumplirá en el mes de abril de 2015. Pero como en el caso de Márquez, al final se va a hacer una excepción.

Todo apunta a que, al igual que ocurrió con el piloto español, merecerá la pena que hayan tomado esa decisión. Primero porque el francés es un diamante en bruto al que todos tenemos ya ganas de ver en el Mundial, y segundo porque se puede recuperar a Francia como seguidor de MotoGP, un gran país con tradición en el motociclismo pero carente de grandes pilotos en los últimos años (Mike de Meglio en 2008 fue su último ganador de un Mundial).

Precisamente, esa crisis del motociclismo francés es la que ha hecho que este piloto se haya formado prácticamente en España. La ausencia de carreras de nivel en el país francés llevó a Quartararo, con tan sólo 7 añitos, a buscar la competición primero en Italia y luego en nuestro, ganando todos los campeonatos en los que corría y forjándose un nombre dentro del mundillo.

Un nombre que comenzó verdaderamente a sonar en 2013, cuando se impuso en el Campeonato de España de Velocidad, el CEV. Tenía 14 años y se convertía en el campeón más joven de toda la historia. Emilio Alzamora lo reclutó para sus huestes y en 2014 ha vuelto a correr y ganar el CEV, esta vez con clara superioridad. El campeonato se le quedaba pequeño y, por tanto, estaba claro que tenía que dar el salto al Mundial.

Para ello, ha habido que cambiar esa norma del límite de edad. Inscrito ya en las listas provisionales de pilotos en la categoría de Moto3, con el equipo Estrella Galicia 0’0, veremos si el Diablo, apodo por el que se le conoce, supera la presión de tener a todos los ojos pendientes de él desde el primer día y demuestra que realmente es la futura estrella del moticiclismo y la gran esperanza francesa.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *