3 marzo 2017 Fútbol

Raymond Kopa es una de las leyendas del Real Madrid

Tal día como hoy y a la edad de 85 años ha fallecido Raymond Kopaszewski, más conocido como Kopa. Kopa, francés de nacimiento e hijo de inmigrantes polacos, fue uno de los máximos exponentes del fútbol champagne y un futbolista que marcó época en su breve pero fructuoso paso por el Real Madrid, donde formó parte de una mítica delantera liderada por Di Stefano.

Kopa era un futbolista eléctrico y muy habilidoso con el balón

La carrera futbolística de Kopa comenzó en el Angers, un equipo del norte del país francés. Cuando Kopa entró en el fútbol era un chico menudo y bajito, pero esa desventaja física le hizo desarrollar las habilidades de regate, conducción y pase que le harían convertirse en un futbolista de élite, todo ello ejecutado además a velocidades de vértigo. Tan sólo dos años duró en el Angers antes de firmar por el mejor equipo del país, el Stade Reims.

El Real Madrid, ya el mejor equipo de Europa por aquel entonces, conoció a Kopa de primera mano en la final de la Copa de Europa que le midió al Stade Reims en 1956. Mientras el Real Madrid celebraba un nuevo título, los dirigentes del club español cerraban el fichaje de un jugador que venía a ocupar el mismo puesto que Di Stefano y que, sin embargo, no tuvo reparos en aceptar un nuevo rol en banda derecha y ser igualmente decisivo desde ahí.

Si Kopa sí supo adaptarse, su familia no se adaptó a Madrid y por eso Kopa decidió no seguir en el club de Chamartín tras sólo tres temporadas. A pesar de ser poco tiempo le bastó para convertirse en una leyenda del Real Madrid, ganando dos ligas y tres Copas de Europa. Además, en 1958, Kopa fue elegido como Balón de Oro, siendo el segundo jugador del Real Madrid en hacerlo y el primero de la historia de Francia.

Kopa terminó su carrera deportiva en el Stade Reims

Kopa volvió al Stade Reims para una segunda etapa que se alargaría varios años, para ganar dos ligas más. A su retirada, a finales de la temporada 1965-1966, Kopa se sentó en el banquillo del Stade Reims y también trabajó algún tiempo como técnico en la selección francesa, aunque lo de hacer carrera en los banquillos nunca le atrajo y por eso apenas se dedicó a ello unos años antes de probar fortuna en otras cosa fuera del fútbol.

El futbolista bautizado por Marca como Pequeño Napoleón marcó goles con su Stade Reims, con el Real Madrid y también con la selección de Francia, pero sólo consiguió éxito a nivel de clubes. Con la selección gala, a la que llegó a capitanear, le faltó el conseguir algún título, aunque cerca estuvieron en el Mundial de 1958, en el que Kopa fue señalado como el mejor jugador, hasta que se cruzaron con la Brasil de Pelé en semifinales.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *