15 mayo 2017 Fútbol

El Feyenoord ha ganado la liga de Holanda

La Eredivisie, la liga holandesa, de esta temporada 2016-2017 llegaba a la última jornada con todo por decidir. El Ajax de Amsterdam, que perdió el año pasado la liga en la última jornada ante el PSV, esperaba cobrarse ventaja y ganar la liga el último día desde la segunda posición, aunque no robándosela a los de Eindhoven sino al Feyenoord.

Sin embargo, no pudo ser para los de Amsterdam. A pesar de cumplir y ganar su partido en casa del Willem II por 1-3, el Feyenoord no falló y también ganó, 3-1 sobre el Heracles Almelo. Así, De Kuip, donde no cabía un alfiler, pudo celebrar un título de liga que se ha hecho esperar mucho tiempo en Rotterdam, casi 20 años.

La última vez que el Feyenoord se coronó como el mejor equipo de Holanda fue en la temporada 1998-1999, con Leo Benhakker en el banquillo y con el danés Tomasson como estrella del equipo. Desde entonces, el PSV y el Ajax se han repartido las ligas (con la excepción de las que ganaron AZ Alkmaar y Twente), mientras el Feyenoord ha ido alternando temporadas buenas y malas, e incluso flirteó con graves problemas económicos pese a contar con una de las aficiones más numerosas de Europa.

Esta temporada, el hombre que dirige al club de Rotterdam desde el banquillo es Gio Van Bronckhorst y la estrella del equipo es otro danés: Nicolai Jorgensen. El Feyenoord confió en este delantero de 26 años pese a que se le había pegado en su aventura en la Bundesliga, y la apuesta no le pudo salir mejor: con 21 goles (máximo realizador del torneo) y 11 asistencias, Jorgensen ha sido sin duda el hombre desequilibrante de esta Eredivisie.

Si bien, Jorgensen no marcó en el partido en el que el Feyenoord aseguró el título de liga. Los tres goles del encuentro los consiguió un viejo rockero, Dirk Kuyt, un futbolista que parecía que venía de vuelta, tras vivir sus mejores años en el Liverpool y el Fenerbahçe, pero que se ha convertido en el alma mater de un Feyenoord cuya afición vuelve a sonreír como tiempo ha que no lo hacía.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *