22 noviembre 2014 Tenis

Roger Federer y Stan Wawrinka ganan el dobles

El equipo suizo de Copa Davis ha dado un paso muy importante para ganar la Ensaladera consiguiendo la victoria en el partido de dobles disputado este sábado. Roger Federer y Stanislas Wawrinka ganaron por 6-3, 7-5 y 6-4 a Richard Gasquet y Julien Benneteau poniendo el 1-2 en la serie que había quedado empatada tras la victoria de Gael Monfils sobre el genio de Basilea.

Suiza queda así a una victoria de ganar por primera vez la Copa Davis en su historia lo que podría plasmarse si es que Roger Federer derrota a Jo-Wilfried Tsonga en el primer single del domingo aunque aún no se sabe si el francés será reemplazado. En todo caso si Federer no consigue el punto definitivo, los visitantes tienen una oportunidad más cuando jueguen Stanislas Wawrinka y Gael Monfils.

El equipo de dobles de Suiza formado por Roger Federer y Stanislas Wawrinka ganó este sábado a los franceses Richard Gasquet y Julien Benneteau en tres sets y con ello le dieron a los visitantes la ventaja 1-2 en el global sobre Francia.

Federer que venía de perder ante Monfils el viernes tuvo una actuación más cercana a lo que hizo en las últimas semanas en el circuito y encontró en Wawrinka al socio ideal con el que en 2008 ganara la medalla de oro en las Olimpiadas.

Severi Lutti el capitán suizo ante la inesperada derrota de Federer el viernes optó por utilizar a sus dos mejores tenistas en el doble y la apuesta le resultó de maravillas. En contraste la idea de Arnaud Clement, capitán de los franceses de elegir a una pareja que nunca jugó un partido de Copa Davis: Richard Gasquet y Julien Benneteau. Al principio el duelo fue parejo. Sería en el sexto juego del primer set sirviendo Benneteau, los visitantes logran la ruptura pasando a dominar 4-2. El ‘break’ sería decisivo para el 6-4 que cerraría el set.

Gasquet y Benneteau no pudieron aprovechar su primer punto de rotura en el segundo juego del segundo set. Pero Federer libró a su equipo del incendio. Posteriormente la pareja local no pudo concretar dos puntos más de rotura sirviendo Wawrinka. En el 4-4 vendrían dos ‘breakpoints’ más pero no era la jornada para los locales. En cambio los suizos en sus primeras opciones roban el saque de Gasquet y Wawrinka sostiene su servicio para tomar el segundo parcial por 7-5.

Tras varias oportunidades de rotura en el tercer set, Federer y Wawrinka finalmente capturan el saque de Gasquet en el quinto juego. Sirviendo para seguir en el partido (3-5) los franceses con Benneteau quedaron al borde del abismo cuando éste comete dos doble faltas. Los locales salvan pero luego Federer cierra en blanco el juego que decidiría el final del partido por 6-4 en 2 horas 12 minutos.

Estoy muy feliz, por supuesto, que jugamos tan bien hoy. Es siempre un placer jugar con Stan. Pero creo que hoy juagmos excepcionalmente bien. Aún no se ganó nada pero claramente pudo ser un gran punto.

analizó Federer.

Me siento que estoy jugando muy bien. Buen tenis. Estoy excelente en la pista, con mucha confianza. Estoy aquí para ganar, no para esperar otra cosa. Necesito tratar de hacer de todo para ganar estos partidos.

comentó Wawrinka.

Los perdedores también comentaron sobre el partido:

Pude haber jugado mejor. No fui capaz de concretar los puntos de rotura que tuve en el segundo set. Si hubiera logrado el ‘break’ no quiere decir que habríamos ganado pero habríamos estado en posición para ganar el segundo set. Estoy decepcionado por el partido pero los rivales jugaron extremadamente bien. Ellos son muy fuertes. Tienen muy buena devolución. Jugaron con buenas combinaciones. Fue impresionante.

admitió Gasquet.

La victoria en el dobles era muy importante para Suiza después de que el francés Gael Monfils obtuviera una contundente e inesperada victoria sobre el suizo Roger Federer en tres sets y diera a su país el empate en la final de la Copa Davis en Lille quedando igualados tras el triunfo previo de Stanislas Wawrinka ante Jo-Wilfried Tsonga.

Fue un partido donde el local jugó en forma brillante desplegando un tenis fantástico ante un apático Federer que nunca se mostró cómodo en la pista francesa y sucumbió sin atenuantes. Este triunfo asegura que el campeón de esta versión de La Ensaladera solo se conocerá el domingo cuando se jueguen los dos singles finales.

Federer aparentó estar muy lento de movimientos al principio del partido ante Monfils y se pensó que los problemas en la espalda le afectaban aún. Monfils por su parte fue la otra cara de la moneda. El número 19 del mundo tuvo en su servicio un arma poderosísima con la que desarticuló toda la defensa de Federer. Además su revés funcionó a las mil maravillas. Rompe al suizo en el cuarto juego del primer set y vuelve a hacerlo en el sexto. Con su saque cerró la manga por 6-1.

El segundo set fue más de lo mismo. Monfils empujando y Federer sin reacción. Apenas jugado el tercer juego y el local ya había roto y tomado la ventaja que no soltaría hasta el 6-4 final. Era sin embargo el momento de la verdad para Monfils ya que vivió similar situación en Septiembre en cuartos de final del Abierto de Estados Unidos y terminó perdiendo en cinco. Pero no se repetiría dicha historia ya que el francés se puso 4-2 con un ‘break’ y posteriormente conquista una nueva rotura en el noveno juego cerrando el pleito por 6-3 en 1 hora 46 minutos.

Este es definitivamente uno de los tres mejores partidos de mi vida. Para ser honesto, estuvo muy nervioso al principio. De hecho ya que Jo perdió, era una presión extra porque necesitábamos ganar para mantenernos en camino al título. Luego, creo que la atmósfera, la cancha grande. El público estuvo muy bien. Ellos me ayudaron mucho, me dieron mucha energía. Al final eso me ayudó mucho para ir por mis tiros, y me hizo servir bien así como mi derecha.

comentó Monfils.

Vía y Foto | Copa Davis

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *