20 mayo 2010 Fútbol

El capitán del Sevilla Andrés Palop recibe de manos del Príncipe Felipe la Copa del Rey

Poco más se le puede pedir a una final. Para empezar, un ambiente espectacular en un marco ídem, seguido de dos equipos que desde el inicio han peleado cada balón como si fuera el último. Así, Sevilla y Atlético de Madrid nos han regalado un partido muy intenso, de mucha brega, y con oportunidades pese a que ha habido más batalla que fútbol. Al final, dos goles de dos canteranos han decidido la final a favor del Sevilla, un Sevilla que suma su quinta Copa del Rey.

Y que manera de empezar un partido. En 3 minutos, cada equipo ya había tenido su primera ocasión, y a los 5 minutos Mejuto mostraba la primera cartulina amarilla. Entre medias llegó el primero de los goles. Capel pescó un balón muerto en la frontal del área y lo envió al fondo de la red. La pegó con el alma el almeriense y nada pudo hacer De Gea. La réplica no se hizo esperar con una triple ocasión rojiblanca, por dos veces salvada bajo palos por Squillaci.


Si en un área De Gea arreglaba los errores de Perea, en la otra Palop se esforzaba por desviar los disparos de Forlán que tomaban camino de puerta. El guardameta valenciano se comió un saque de esquina, pero Agüero no encontró puerta con su remate de cabeza. Fue la última ocasión de una primera mitad que se fue volando debido a la intensidad con la que jugaron ambos equipos, intensidad que se mantuvo al inicio de la segunda mitad y que se tradujo en nuevas llegadas al área.

La más clara de esos primeros minutos fue para Negredo. El vallecano, perdonado para jugar este partido, fue habilitado por Kanoute pero sólo ante De Gea no supo otra cosa que regalarsela a las manos. Los cambios dieron nuevos bríos al Atlético de Madrid, que pasó a dominar el partido. Sin embargo, una dura entrada de Perea sobre Capel, a pesar de que el colombiano tocó balón, provocó una tangana que se inició entre los banquillos y se trasladó a todos los jugadores.

El partido se enfrió pero aun el Atlético tuvo un par de llegadas que hacía soñar a su parroquia con un posible empate. Pero de la heroica rojiblanca se pasó a la sentencia. En el descuento, Navas recogió un regalo de Perea en el centro del campo, y como una bala se plantó ante De Gea. Lo dribló y colocó el definitivo 2-0 en el marcador. Los sueños del doblete rojiblanco se esfumaban, mientras que los jugadores del Sevilla se plantaban el sombrero de la suerte. Del Nido, en el palco, sonreía al guiño.

El Sevilla ha ganado la quinta Copa del Rey de su historia, recibida de manera anecdótica de manos del Príncipe Felipe, y suma ya 6 trofeos en los últimos años, una época gloriosa para el conjunto sevillista que comenzó en mayo de 2006 en Eindhoven. La Puerta de Jerez volverá a llenarse de aficionados sevillistas.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 mayo 2010
  2. Más de ocho millones de espectadores asisten a la victoria del Sevilla en la Copa del Rey 20 mayo 2010
  3. Quique Sánchez Flores y Antonio Álvarez seguirán en el banquillo de Atlético de Madrid y Sevilla 26 mayo 2010
  4. Unai Emery, no hay quinto malo para el Sevilla 16 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *