20 agosto 2014 Baloncesto

rudy-fernandez-españa

La selección española de baloncesto derrotó al rival más exigente de lo que va de gira preparatoria, Croacia, por un marcador que no reflejó el transcurso de un encuentro, donde España sufrió en la primera parte pero acabó resolviendo con una recta final magistral en la que endosó al rival un parcial de 30-9.


La mejor arma del equipo español durante la gira había sido el juego en la pintura, algo que Repesa estudió con detenimiento para bloquear los ataques que tenían su destino la pintura, dejando en bajos guarismos el marcador local. Además, el tiro exterior croata funcionaba con soltura en los primeros minutos, lo que otorgaba un parcial de 0-7 que los hombres de Orenga no fueron capaces de parar.

Un Bogdanovic imparable sometía a España durante el primer cuarto sin reacción del rival hasta los minutos finales del cuarto, donde Ibaka asumió responsabilidades y con 5 puntos seguidos dejó las diferencias en tan solo una canasta. La poca participación del tiro exterior en partidos anteriores se hacía ahora necesaria para poder tomar control del ritmo de anotación, ya que los interiores puros de la selección seguían negados a excepción del pívot de los Thunders. Pero para desgracia del combinado nacional, ni Navarro ni Calderón, los teóricos especialistas, se encontraban acertados de cara al triple.

Fue entonces cuando Orenga decidió enmendar el destino del partido a la defensa, noqueando a Ante Tomic primero y secando a Saric después. Con dos estandartes bien defendidos Bogdanovic se acreditó como NBA para tomar el absoluto control del partido ante un Rudy Fernández sobrepasado constantemente en defensa. Los penetraciones y el acierto exterior del nuevo jugador de Brooklyn mantuvo a Croacia por delante hasta el despertar de los hermanos Gasol, que permitieron la primera ventaja de los españoles al poco de acabar el segundo cuarto.

Sin embargo, un parcial de 9-0 de los balcánicos, con un triple de Simon casi sobre la bocina que mandaba el partido a vestuarios con 38-40.

El descanso sirvió para reajustar el sistema ofensivo del combinado nacional, que con la primera participación de Sergio Rodríguez en el encuentro obtuvo mucha más fluidez en el juego, encontrando con facilidad a un Pau que sumaba puntos sin parar ante Tomic y abriendo espacios para Navarro, que entró en vena anotadora con 9 puntos en el cuarto.

Así se llegó al último periodo con un marcador de 65-57 que los Croatas debían afrontar en contra tras ir por delante todo el partido. El peso de los minutos y el mazazo que supuso la reducción de la ventaja sacó del partido a Croacia, que se negaron a canasta anotando tan solo 7 puntos en el último periodo, con un juego ofuscado en ataque y debilidad en defensa, lo que permitió a España romper el partido y sumar pleno de victorias en lo que va de gira.

 

Foto: Feb.es

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *