28 octubre 2012 Fórmula 1

Sebastian Vettel ha hecho buenos los pronósticos que le daban como gran favorito al triunfo en el GP de la India y se ha apuntado un nuevo triunfo, el cuarto consecutivo. El alemán ya había sido el mejor en las tres sesiones de entrenamientos libres y en la sesión de clasificación oficial así que en carrera siguió demostrando su superioridad consiguiendo la victoria y afianzándose un poco más en el liderato mundial.

Vettel estuvo acompañado en el podium por Fernando Alonso y Mark Webber. Ambos protagonizaron una bonita lucha por la segunda plaza que finalmente cayó del lado del español tras otra brillante carrera en la que escaló 3 posiciones y que evitó que Webber echara una buena mato a Vettel en la pelea por el campeonato. Con su segundo puesto Alonso minimiza un poco los daños aunque suma 18 puntos por los 25 de Vettel lo que eleva la diferencia entre ambos hasta los 13 puntos que le alejan un poquito más lejos del que sería su primer título mundial con Ferrari.

Como es tradicional, la salida tenía que ser un punto álgido de la carrera. Fernando Alonso confiaba en que los McLaren incordiaran a los Red Bull ya que habían prometido arriesgar pero los monoplazas de Woking no salieron tan bien como pretendían lo que permitió a los Red Bull mantener la cabeza sin problemas desembocando la salida en una lucha entre McLaren y Alonso. Esa pelea fue muy bonita porque vimos varios adelantamientos con Alonso llegando a superar de una tacada a los dos McLaren aunque luego fue rebasado por Button.

Si la pelea entre McLaren y Ferrari fue buena para los espectadores casi mejor fue para Red Bull que en solo una vuelta pudieron dejar a sus perseguidores a más de tres segundo. Cuando se abrió la zona de DRS, Alonso pudo superar a Button pero Vettel y Webber estaban ya a más de 5 segundos e iba a ser muy complicado alcanzarles. Algo más atrás destacaba la pelea de Massa con Raikkonen mientras que Schumacher tuvo problemas ya que Vergne le tocó y le pinchó una rueda en otra carrera aciaga en la que abandonó. Un situación similar le ocurriría a Maldonado en este caso tocado por Kobayashi que le provocó otro pinchazo. También salió bastante bien De la Rosa que lamentablemente no pudo acabar la carrera porque tuvo una salida de pista a falta de 14 vueltas para el final debido a un fallo en sus frenos.

Durante muchas vueltas la distancia entre los tres pilotos de cabeza fue estable pero alrededor de la vuelta 20 Alonso comenzó a recortar bastante la distancia con Webber llegando a ponerse por debajo de los 2 segundos. El problema para Alonso es que sus ruedas no andaban ya para demasiados esfuerzo y en la vuelta 30 tuvo que entrar casi a la vez que Webber que vio como a la salida de boxes tenía al asturiano muy pegado y con opción de usar el DRS.

El asturiano lo intentó en esas vueltas aunque tuvo la mala suerte de que Webber se encontrara con doblados en la zona de DRS lo que también le permitía abrirlo y defenderse del asturiano. Así andaron durante muchas vueltas en las que ya se veía claro que la pelea de Alonso era por la segunda plaza ya que Vettel era completamente inalcanzable sobre todo después de un gran primer stint en el que alargó el uso de sus ruedas varias vueltas más que sus perseguidores.

Webber se defendió bien y la diferencia sobre Alonso empezó a crecer lo que impidió al asturiano volver a usar el DRS hasta unas vueltas después en las que volvió a la estela de Webber ayudado por un fallo en el KERS de Webber que justo volvió a funcionar cuando Alonso estaba más cerca. Aún así, Alonso le pasó a falta de 12 vueltas para el final y no se tuvo que preocupar de Hamilton que llegaba con fuerza desde atrás y que pasaba a ser problema de Webber.

El siguiente reto de Alonso habría sido llegar hasta Vettel pero eso era misión imposible ya que el alemán estaba a más de 10 segundos. A pesar de la distancia hubo una luz de esperanza para Ferrari que vio salir algunas chispas del fondo plano del Red Bull y que pidió a Alonso que presionara más para ver si se agravaba ese problema pero finalmente no ocurrió nada extraño y Vettel consiguió el triunfo con más de 9 segundos de ventaja sobre Alonso. Algo más atrás Hamilton intentó superar a Webber pero le faltaron unas vueltas y se tuvo que conformar con la cuarta posición.

Button, Massa (que acabó casi sin gasolina), Raikkonen (que tuvo un mal día por la séptima marcha tan corta que montó y que le restó mucha velocidad punta), Hulkenberg, Grosjean y Senna completaron la zona de puntos.

La clasificación final en carrera fue la siguiente:

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *