20 septiembre 2015 Fórmula 1

Daniel Ricciardo en el GP de Singapur

Esta temporada las cosas marchan mejor para el equipo Ferrari que en el GP de Singapur ha conseguido su tercera victoria del año. Sebastian Vettel partía desde la pole y ha hecho una carrera perfecta dominando de principio a fin e imponiéndose sin complicaciones en este circuito casi talismán para él porque ya ha ganado en cuatro ocasiones.

Esta vez los Mercedes se quedaron fuera del podium. Lewis Hamilton tuvo que abandonar por problemas mecánicos y Nico Rosberg fue 4º. Al cajón subieron Daniel Ricciardo que también brilló con el Red Bull aunque no tuvo opciones de alcanzar a Vettel y Kimi Raikkonen. Carlos Sainz fue el mejor español acabando en la 9ª plaza mientras que Fernando Alonso volvió a abandonar por problemas de refrigeración en su McLaren-Honda.

La carrera que hemos visto este domingo ha sido entretenida y con unos cuantos incidentes que han provocado la salida del safety car que nunca falta a su cita en Marina Bay. Sin embargo, se ha echado de menos un poquito más de pelea por las posiciones de cabeza que han estado bastante claras durante toda la carrera y en las que no hemos visto las peleas cuerpo a cuerpo que podía hacer presagiar la sesión de clasificación del sábado.

Si en las últimas carreras hemos visto como Hamilton ganaba con mucha autoridad, en esta podemos decir lo mismo de Vettel. El alemán ha hecho una buena salida y ha huido rápidamente de los posibles problemas. En pocas vueltas ya tenía un par de segundos de ventaja sobre Ricciardo que no podía incomodarle mientras que también se protegía de una posibles remontada de los Mercedes que rodaban un segundo más lentos que el piloto de Ferrari.

La carrera hubiera sido todo un paseo para Vettel de no ser porque las reagrupaciones le han obligado a esforzarse un poco más. En la vuelta 13 Felipe Massa tocaba a Nico Hulkenberg cuando salía del pit lane y le obligaba a abandonar. El brasileño también tendría que abandonar en la parte final de la carrera por los daños sufridos en su monoplaza y además se ganaba una sanción de tres posiciones para la parrilla de Japón. En el último tercio de carrera el safety volvía a aparecer cuando se veía a un hombre caminar por la pista, un inconsciente que obligó a parar la carrera y que arriesgó su vida y la de los pilotos aunque afortunadamente no tardó en salir de la pista.

En esas reagrupaciones Vettel se protegía de Ricciardo sin demasiados problemas y empujaba un poco más para volver a recuperar los 3 o 4 segundos de ventaja que le permitían rodar con calma hacia su cuarta victoria en esta pista. Ferrari gestionó muy bien todos las apariciones del safety y Ricciardo también firmó una gran carrera pero no tuvo opciones de alcanzar la primera plaza. El ritmo de Raikkonen tampoco era lo suficientemente bueno para incomodar a los dos primeros así que se tuvo que conformar con la tercera posición.

Ferrari en el GP de Singapur

A partir de esta posición sí hubo algo más de movimiento. Daniil Kvyat ocupó esa plaza en la primera parte de la carrera pero le perjudicó el primer safety y perdió varias posiciones. Hamilton heredó la cuarta plaza por delante de Rosberg que en la salida tuvo problemas para mantenerse por delante de Bottas. Los Mercedes no tenían ritmo para alcanzar el podium pero no era un mal resultado para Hamilton que finalmente tendría que abandonar por problemas de potencia en su Mercedes. Así Rosberg se quedaba con la cuarta plaza y se colocaba a 41 puntos de su compañero de equipo en el Mundial.

Los Toro Rosso fueron protagonistas del espectáculo en la parte final de la carrera y eso que las cosas no fueron muy bien para ellos al principio. Verstappen se quedó parado en la salida y tuvo que volver al box volviendo a pista con una vuelta perdida mientras que Sainz tenía un primer paso por el box muy lento y problemas en la caja de cambios. Los safety les vinieron bien porque tras el último se encontraron en buenas condiciones de remontar cuando montaban los neumáticos superblandos. Los dos jóvenes pilotos llegaron hasta las posiciones 8º y 9º después de superar a los Sauber y Grosjean aunque se les atragantó Sergio Pérez que aguantó su séptima plaza en los últimos giros.

Para McLaren-Honda ha sido otra mala carrera porque era un circuito favorable para ellos en el que optaban a sumar algún punto pero finalmente ha habido doble abandono. Alonso estuvo cerca de la zona de puntos pero tuvo problemas de refrigeración en su monoplaza que le obligaban a abandonar. En las últimas vueltas el equipo también llamó al box a Button porque habían detectado problemas en su caja de cambios y decidieron que lo mejor era abandonar.

Con estos resultados Hamilton sigue siendo líder del campeonato pero se le acercan Rosberg y Vettel que se sitúan a 41 y 49 puntos del inglés. Esta fue la clasificación final en Singapur:

GP de Italia - Clasificacion carrera

Fotos | Red Bull y Ferrari

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *