10 enero 2013 Baloncesto

El hijo de Pat Ewing ficha por el Blancos de Rueda Valladolid

Quien más quien menos, a poco que siguiera la NBA en la década de los 90, conoce a Patrick Ewing. Y si no, les recuerdo que Ewing, un jugador de origen jamaicano, fue uno de los mejores pivots durante esa época de la NBA, jugando quince años en los New York Knicks. Rookie del año, All Star, dos veces campeón olímpico, Hall of Fame … Lo único que le faltó al bueno de Pat fue conseguir un anillo.

Ahora vamos a ver el nombre de Ewing pasearse por la Liga Endesa, pues vamos a tener a su hijo jugando aquí en España. Pat Ewing Junior ha fichado por el Blancos de Rueda de Valladolid, y aunque llega para cubrir bajas por lesión, en principio parece que lo hace con un contrato hasta final de temporada, aunque eso sí, con la posibilidad de ser cortado si su rendimiento no satisface.

Y es que como ya podéis imaginar, la carrera del Ewing padre y del Ewing hijo no tienen nada que ver. Ambos salieron de la Universidad de Georgetown, pero mientras el padre fue elegido número 1 del draft de 1895, el hijo fue elegido en segunda ronda del draft de 2008. El pequeño Ewing pasó por los Kings, por los Rockets, y también por los Knicks, como su padre, aunque sólo jugó unos pocos partidos con los Hornets.

Viendo que no tenía sitio en la NBA, porque del apellido no se puede vivir siempre, Ewing decidió probar en Europa y firmó por un equipo de la liga alemana. Allí fue cortado a mitad de temporada, aunque sus números con el Telecom Basket Bonn no son del todo más, promediando más de 11 puntos y 6 rebotes por partido en 21 minutos de juego, algo que no está nada mal para un alero o ala-pivot, que son las posiciones en las que se desenvuelve.

Humildad al menos no le falta, pese a llevar el apellido que lleva en la camiseta y ser hijo de quien es. Sabe no sólo que no es como su padre, sino que no es una estrella y que por eso tiene que trabajar duro para poder hacer carrera en este deporte, pese a ser un Ewing. Al menos, eso es lo que dijo en su presentación con su nuevo equipo. Ahora, hay que ver que tal le va en Pucela y si por fin encuentra asiento en alguna parte, como su padre lo encontró en New York.

Vía | ACB

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *