12 enero 2010 Baloncesto

Hilton Armstrong ser√° compa√Īero de Sergio en los Kings

En la NBA, los equipos juegan con los jugadores a la hora de hacer traspasos teniendo en cuenta sus contratos dentro de unos máximos que se conocen como límite salarial. Sin entrar en pormenores, el equipo que rebasa ese límite, amén de pagar un impuesto de lujo, no puede incorporar jugadores, salvo excepciones, a no ser que intercambie piezas con otro equipo y los millones de dólares en contratos puestos sobre la mesa cuadren para los dos conjuntos.

Pero tambi√©n se pueden dar traspasos como el que nos ocupa a continuaci√≥n. Los Sacramento Kings reciben al pivot de los New Orleans Hornets Hilton Armstrong, y a cambio dan una elecci√≥n condicionada de segunda ronda para el draft de 2016, lo que com√ļnmente llamamos nada. Porque dar un posible jugador de segunda ronda de un draft a seis a√Īos vista es no dar nada. Entonces, ¬Ņpor qu√© los Hornets han aceptado un traspaso en el que no reciben nada a cambio?. Sencillo, porque ambas partes han salido ganando.


Los Kings ya tienen lo que quer√≠an. La franquicia de Sacramento andaba a la busca de un center alto que aportara algo de rebote y defensa desde el banquillo y Armstrong les puede ayudar en esa faceta adem√°s de que no compromete muchos a√Īos ni muchos d√≥lares. Y los Hornets simplemente se libran de un jugador que no les aportaba nada y adem√°s reducen su cuota de salarios.

Armstrong apenas ha pisado la cancha 200 minutos en 18 partidos de Liga y su aportaci√≥n en n√ļmeros a los Hornets es intrascendente. Por tanto, es una buena maniobra librarse de un agita toallas y reducir as√≠ los gastos del equipo. En esta situaci√≥n los Hornets tienen aproximadamente unos 71 millones en contratos y por tanto superan en apenas mill√≥n y poco el l√≠mite salarial, con lo que la reducci√≥n en el impuesto de lujo deshaciendose de Armstrong es peque√Īa pero importante y muy buena para el bolsillo en estos tiempos que corren.

La NBA es así, un gran negocio que mueve miles de millones de dólares, y que esconde un montón de entresijos que viene bien repasar aprovechando que se dan situaciones como esta.

Vía | NBA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *