2 noviembre 2014 Fórmula 1

McLaren y Honda ganaron juntos cuatro títulos de constructores y pilotos

El británico Lewis Hamilton es quien tiene más posibilidades de hacerse con el título mundial de Fórmula 1 en este año 2014. Precisamente Hamilton fue el último piloto que ganó un campeonato a bordo de un McLaren, una escudería que pretende para el año próximo reverdecer viejos laureles. Para ello, volverá a recurrir a Honda como su suministrador de motores.

Será la segunda etapa en la que la mítica escudería británica lleve motores de la marca japonesa. En la primera ocasión, fueron cinco años gloriosos que se saldaron con cuatro títulos de pilotos y cuatro títulos de constructores, todos consecutivos. Fue un dominio arrollador el de este binomio, en parte también gracias a los grandes pilotos que condujeron el inolvidable McLaren Honda MP4, dominio que a continuación vamos a repasar.

El año 1988 fue el primero y el más arrollador de la unión entre McLaren y Honda, que ya venía de dar un gran resultado con el equipo Williams. Con Prost y Senna, que iba a ganar su primer Mundial, McLaren se llevó 15 carreras de las 16 que hubo a lo largo del año, y en 10 de esas carreras sus pilotos fueron primero y segundo. Sólo el GP de Italia se les escapó a este dúo que lograron un récord de puntos que perduró hasta 2002.

Al año siguiente, la rivalidad entre Prost y Senna se acrecentó como nunca antes, esta vez con título mundial para el francés al final. Aún así, el equipo sacó tajada de esta lucha y celebró un nuevo título de constructores, con 10 victorias para los suyos. De las cinco carreras que se les escapó a McLaren las dos últimas son inolvidables, la máxima expresión de la guerra entre Prost y Senna.

En 1990, Prost marchó a Ferrari y McLaren contrató como segundo piloto al austriaco Gerhard Berger. Berger no iba a ganar una carrera en todo el año, pero con sus siete podios y las seis victorias y cuatro podios de Senna a la escudería le valió para sumar su tercer título de constructores consecutivos. La victoria final entre los pilotos sería para el brasileño, no sin escribir otro episodio para su polémica particular con Prost.

Polémica que acabaría en 1991, cuando Prost llegó a ser despedido de Ferrari por criticar a su coche. Senna no tuvo rival y ganó su tercer y último campeonato de pilotos, con siete victorias y siete veces subiéndose al podio. A pesar de que los dos pilotos de Williams, Mansell y Partrese, terminaron en mejor posición que Berger, el dominio de Senna fue suficiente para que llegara el cuarto Mundial de constructores consecutivo para McLaren.

La exitosa historia entre McLaren y Honda (y Senna) terminó en 1992, tanto por problemas propios como por la eclosión de Williams. La escudería británica, con motores Renault, creó un cochei invencible revolucionario y absolutamente innovador, con importantes avances tecnológicos en el campo de la electrónica. Algo más de dos décadas más tarde, la unión se retoma, veremos de qué color se escriben esta vez las páginas y con qué pilotos.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 noviembre 2014
  2. McLaren debuta con motor Honda entre rumores sobre la llegada de Alonso y Sainz Jr. 15 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *