12 julio 2015 Fútbol

Iker Casillas se despide del Real Madrid

El Real Madrid anunció definitivamente la marcha de Iker Casillas, de la que se venía rumoreando desde hace bastante tiempo y con mucha fuerza a lo largo del día de ayer. El club blanco confirma que su capitán deja el equipo e iniciará una nueva andadura en el Oporto, ese equipo que dirige un ex portero, Julen Lopetegui, y que está plagado de jugadores españoles.

La salida de Iker Casillas del Real Madrid tenía que llegar tarde o temprano, y al igual que su titularidad en los últimos tiempos (sobre todo desde su enfretamiento con Mourinho), ha provocado disparidad entre los aficionados. Para algunos, esta salida llega tarde y para otros Casillas no debería marcharse, y de hacerlo, no era como esperaban que fuese.

Independientemente de filias y fobias, hay un par de certezas que creo universales en torno a Iker Casillas. La primera, que ha sido el mejor portero de la historia del Real Madrid y también de la selección española. La otra es que su mejor época quedó atrás, que ya el físico no le daba para hacer las cosas que hacía antes, por ser un portero más de talento y reflejos que de técnica, y que tenía que haber salido antes que convivir partido a partido con ese debate que ha causado tanta crispación.

Cuestión de opiniones. El caso es que Iker Casillas se marcha a jugar al Oporto, lo que supone no dar un gran paso atrás y seguir en un club de primer nivel, que además jugará la Liga de Campeones. Como competencia, de momento está otro español, el ex osasunista Andrés Fernández, y el veterano Helton, de 37 años. Ambos fueron la temporada pasada habitualmente suplentes de Fabiano, brasileño que se ha ido cedido al Fenerbahçe turco.

Del acuerdo entre clubes no ha trascendido nada de forma oficial. Se especula con que el Real Madrid no recibiría nada por el traspaso y que, incluso, habría tenido que abonar íntegros los dos años de contrato que le restaban en concepto de finiquito. De ahí a que las salida definitiva se haya alargado aún más, en otra muestra de que Iker ni el Real Madrid han sabido llevar muy bien este tema.

Ahora el Real Madrid se queda con el tico Keylor Navas como único portero de la primera plantilla, por lo que tendrá que incorporar a uno. Si la opción de David De Gea no sale, ya que el Manchester United parece enrocado en un precio estratosférico, el otro nombre que suena en los mentideros es el de Kiko Casilla, portero del Espanyol con pasado en la cantera madridista.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Sara Carbonero desmiente haber sido insultada en Oporto 31 enero 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *