16 agosto 2016 Juegos Olímpicos

El basket femenino estará en semifinales de los Juegos

La jornada de martes en los Juegos Olímpicos de Río 2016 contaba con la participación en cuartos de final de tres equipos: el waterpolo masculino, el balonmano femenino y el basket femenino. La cosa no pintaba bien pero al final el equipo español de baloncesto ha conseguido evitar el pleno de derrotas en la que era una mala jornada también.

Pese a ser primeros de grupo, les tocó cruzarse contra el peor rival posible

La tarde la abrió el waterpolo masculino con una esperada derrota ante Serbia. Los españoles no habían tenido suerte con el cruce al tener que medirse al mejor equipo del momento y le ha tocado caer por 10-7. Los balcánicos dominaron el encuentro desde el principio, ganando el primer cuarto por 3-1 y el segundo por 4-2, y aunque España llegó a vencer por 0-3 en el tercer periodo, no pudo seguir con la remontada.

Después le llegó el turno de caer al balonmano femenino, de nuevo ante Francia como en el último gran torneo. La derrota fue un terrible palo para todas las chicas del conjunto español y para todo el cuerpo técnico, teniendo en cuenta que España se fue al descanso con un 12-5 a su favor, es decir, con siete goles de ventaja.

España pagó los esfuerzos de la primera mitad y Francia remontó hasta forzar la prórroga, a pesar del partidazo en portería de Silvia Navarro. En el tiempo extra, las galas se pusieron por delante por primera vez en todo el partido y ya no iban a bajarse de ahí. La goleadora española, Nerea Pena, dispuso de un último lanzamiento para empatar pero la pelota se estrelló contra la madera.

Mientras caían las Guerreras, el baloncesto femenino se la jugaba contra Turquía. En un partido de alternativas, las cosas se pusieron muy feas durante el último cuarto cuando el equipo español se vio ocho puntos abajo en el marcador. Sin embargo, España remontó esa diferencia y se vio dos arriba y con la última posesión, aunque una pérdida tonta de Torrent permitió la canasta fácil de Sanders.

La canasta milagrosa de Cruz salvó una mala jornada para los deportes de equipo

El marcador quedaba igualado con sólo 4 segundos por delante, tiempo suficiente para que Anna Cruz protagonizará la jugada que permite a las de Mondelo seguir en Río 2016. La barcelonesa se cruzó toda la pista y lanzó a la desesperada sobre la bocina, consiguiendo una canasta de dos que daba la victoria a España, por 64-62.

Ahora España se medirá a Serbia, equipo al que se ganó en el primer partido de la fase de grupos en semifinales, después de que las balcánicas vencieran a Australia en su partido de cuartos de final. Los serbios son también el rival del equipo masculino, aunque en su caso en el partido de cuartos de final.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *