16 agosto 2016 Acuáticos

Marcus Walz con su medalla de oro en piragüismo

El piragüismo es un deporte que siempre nos ha dado alegrías olímpicas en los últimos Juegos Olímpicos, gracias a gente como David Cal o Saúl Craviotto. En estos de Río 2016 sigue la buena racha gracias ahora a Marcus Cooper Walz, un piragüista español que ha roto los pronósticos ganando el oro en el K-1 1000 metros.

Walz tiene 21 años, es natural de Oxford y llegó a España con apenas tres meses

Walz era el segundo de los finalistas en la jornada de hoy, que de abrió con la participación de Teresa Portela en la final del K-1 200 metros. La gallega no pudo estar en la lucha por las medallas de una prueba que domina con tiranía la neozelandesa Carrintong, pero finalizó en una honrosa sexta plaza para cerrar su participación en sus quintos Juegos Olímpicos.

Después le llegó el turno a Walz. De 21 años, nacido en Oxford y afincado en Mallorca, el joven español ya había hecho bastante con haberse metido en la final cuando meses atrás no pensaba siquiera en estar en Río de Janeiro. Su plaza la logró en la última oportunidad que se le presentó, el pre olímpico que se celebró en Alemania el pasado mes de mayo.

No partía entre los favoritos, y aunque salió muy bien, pasando en segundo lugar los primeros 250 metros, ya empezó a ceder posiciones. Quiénes habíamos visto su participación en las series anteriores sabíamos que Walz lo dejaba todo para el final y que ganaría posiciones, pero nadie imaginaba una remontada como la que protagonizó.

La remontada de Walz es uno de los momentazos de estos Juegos de Río 2016

Una a una, la embarcación de Walz fue superando a la de sus rivales. Cuarto, tercero, segundo, ¡primero! … Mientras los demás acusaban el esfuerzo, el español aguantaba sin apuros el último tramo en cabeza, sin acusar ese esfuerzo final. El checo Josef Dostal y el ruso Roman Anoshkin fueron plata y bronce respectivamente.

Ésta es la duodécima medalla para el piragüismo español en la historia de los Juegos Olímpicos y la sexta de España en Río 2016. Se podría decir que es un número más bajo de lo esperado, pero el hecho de que cuatro sean de oro mantiene a nuestro país en una posición bastante alta en el medallero que encabeza Estados Unidos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *