21 enero 2016 Fútbol

Sané es la joven estrella del Schalke 04

A Souleyman Sané, senegalés residente en Francia desde que tenía cuatro años, le tocó hacer el servicio militar cerca de la frontera alemana. Y para poder seguir jugando al fútbol firmó por un modesto equipo alemán. Este cúmulo de casualidades le valió para ganarse su primer contrato profesional, en el Friburgo, convirtiéndose en uno de los primeros jugadores de raza negra en jugar en la Bundesliga.

Sané desarrolló prácticamente toda su carrera en Alemania y países vecinos como Austria o Suiza. El franco-senegalés iba a echar raíces definitivas en Alemania al casarse con una gimnasta natural de este país. Sus hijos, portadores de varias nacionalidades, no podían salir otra cosa que deportistas y ahora mismo uno de ellos, de nombre Leroy, está en boca de todos.

Hijo de futbolista, todos opinan que Leroy Sané apunta mucho más alto que su padre

Leroy heredó los buenos genes de su padre para jugar al fútbol. Aunque veloz, no es tan rápido como él (de su padre decían que era capaz de hacer marcas cercanas a los 10 segundos en los cien metros), pero todos los que vieron a uno y otro coinciden que es mucho más talentoso, que va a llegar más lejos y que llevará en un futuro la camiseta de uno de los grandes de Europa. Quizá hasta más pronto de lo que pensamos.

Por lo pronto lleva la del Schalke 04, donde se ha criado como futbolista. Jugar en el equipo de Gelsenkirchen le permitió estrenarse en un escenario de categoría: el Santiago Bernabeu y en un partido de Champions League. Por entonces un desconocido chico de 18 años, Sané marcó un golazo e inicio la jugada de otro, y los aficionados del Real Madrid temblaron de miedo pues la eliminatoria llegó a peligrar.

Sólo unas cuantas oportunidades más bien aprovechadas bastaron para que Sané se hiciera con un puesto de titular en la formación de los mineros. Tiene buen dominio del balón, buen golpeo, visión de juego … El zurdo es una amenaza especialmente cuando juega en alguna de las posiciones de la mediapunta y esta temporada ya ha sido habitualmente titular, tanto en Bundesliga como en competición europea.

Sané ya está en la agenda de los grandes de Europa, que tendrán que preparar la chequera si quisieran sacarlo de Gelsenkirchen

Como cada vez que uno de estos jóvenes talentos sale a la palestra, el nombre de Sané ya se vincula a varios equipos. Los grandes cada vez firman antes a este tipo de estrellas en ciernes, aunque con eso no se ahorran mucho dinero en la mayoría de las ocasiones. Por eso, el Barcelona, el Manchester City o el Arsenal ya parece que andan detrás de este talento que, con 20 años todavía, aún tiene mucho por aprender.

El Schalke, que ha reunido en esta plantilla a otros jugadores jóvenes interesantes como Meyer, Goretzka o Hojberg (éste cedido por el Bayern Munich), no tiene prisa alguna por vender. El jugador tiene todavía contrato por delante así que sólo lo sacará de Gelserkirchen una suculenta oferta. De hecho, hasta niegan que, por el momento, hayan recibido ofertas por él y que Sané quiere seguir en la cuenca del Ruhr por mucho tiempo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *