19 septiembre 2012 Fútbol

El Valencia C.F. no ha podido arrancar nada positivo en su visita al Allianz Arena al que el Bayern Munich volvía en Champions League después de caer en la última final. El conjunto bávaro fue superior al ché, asfixiado por momentos sobre todo en la primera parte por la intensidad de los alemanes que acabaron imponiéndose por 2-1 aunque el gol del conjunto español llegó en el tiempo extra. En el otro partido de la jornada con representante español, el Barça ganó con más suspense del previsto al Spartak de Moscu.

Desde el inicio del partido ya se vio que la tarea de sacar algún punto de Alemania no iba a ser nada sencilla para el Valencia. El conjunto bávaro tuvo el control del partido desde el inicio, tocó con pausa sin rifar el balón con pelotazos y buscó a Robben y Ribery para hacer daño por banda. De los pies del francés salieron las primeras ocasiones de peligro ya que el extremo fue un estilete ante el que nada podía hacer Joao Pereira.

Por fortuna para el Valencia, los centros al área del francés no encontraron buenos remates. Tampoco acertaron ni Robben en jugada personal ni Lahm que también se incorporó en ocasiones al ataque y es que había más presencia cerca del área del Valencia que ocasiones claras ya que en muchos casos se trataba de balones al área que no encontraron rematadores en buena situación. Sin embargo, si acertó Schweinsteiger con un disparo desde dentro del área tras jugada de Robben que ponía por delante a los alemanes con un poco de suerte ya que su disparo tocó en un defensa del Valencia que despistó a su portero.

El Valencia tenía que estirarse para buscar el empate y sobre todo lo consiguió en el comienzo de la segunda mitad donde el partido estaba más igualado. El problema para los valencianistas era que no llegaban ocasiones claras y que solo con disparos lejanos iba a ser difícil empatar. En cualquier caso, había esperanza hasta que llegó Tony Kroos con un gran disparo para fulminar esas esperanzas cuando iban 75 minutos de juego castigando además una de las muchas pérdidas de balón que tuvo el equipo valencianista, excesivamente impreciso.

Aunque el gol de Kroos sentenció el partido todavía hubo emoción en los instantes finales. Primero porque Valdez recortó diferencias en el 91 aunque ya casi no queda tiempo y después porque Rami cometió un penalti que Mandzukic desperdició. A pesar de la derrota, ésta entraba dentro de las previsiones del Valencia ya que era ante el rival más difícil y en su campo pero ahora habrá que hacerse fuertes en Mestalla porque el margen de error si que se reduce de cara a los siguientes partidos.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 septiembre 2012
  2. Liga de Campeones 2012/2013: Resultados y clasificaciones de la jornada 1 (Miércoles) 20 septiembre 2012
  3. Liga de Campeones 2012-13: un doblete de Jonas da al Valencia una sufrida victoria ante el Lille 3 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *