2 octubre 2013 Fútbol

Cristiano-Ronaldo-Real-Madrid

El Real Madrid ha cumplido los pronósticos que le daban como favorito ante el Copenhague y ha saldado con victoria su segundo partido de esta fase de grupos de la Liga de Campeones. Los blancos no tuvieron excesivos problemas ante el campeón danés y se impusieron por 4-0 con dobletes de Cristiano Ronaldo y Ángel Di María.

El equipo de Carlo Ancelotti no sentenció el partido hasta mediada la segunda mitad y antes de irse al descanso sufrió un poco porque el Copenhague cerca estuvo de marcar tras un remate al larguero y posterior posible penalti de Modric por mano aunque el árbitro no señaló nada. En el segundo tiempo Di Maria se erigió en protagonista y fue decisivo para que los blancos tuvieran un cómodo final de partido en el que pudieron dar minutos a canteranos como Morata y Jesé.

El Real Madrid llegaba a este partido tras la derrota ante el Atlético de Madrid y tenía ante sí una buena oportunidad de resarcir sus heridas ante un rival que prometía ser bastante cómodo. Ancelotti movió el banquillo sobre todo en defensa donde no contó con Ramos, Coentrao y Arbeloa poniendo en su lugar a Varane, Carvajal y Marcelo que estuvo muy incisivo por su banda dando una buena solución en ataque en muchas ocasiones al Real Madrid. También jugó Iker Casillas en sustitución de Diego López aunque no tuvo mucho trabajo hasta un par de paradas que tuvo que hacer en el tiempo extra.

Los blancos salieron bien al partido, intentando presionar y convirtiendo el primer tramo del encuentro en un monólogo. Benzema tuvo un remate de cabeza en área pequeña tras centro de Marcelo que se le fue fuera por poco. Di María tampoco acertó en un par de disparos y al final tuvo que ser el de casi siempre, Cristiano Ronaldo, el que marcara con un gol de cabeza tras centro de Marcelo en el que también colaboró la mala salida del portero.

El Real Madrid tuvo alguna ocasión para ampliar el marcador pero a partir de la media hora cambió el panorama del partido y su dominio no fue tan claro. El bajón de intensidad del equipo local lo aprovechó el campeón danés para estirarse un poco. Gislason con un disparo lejano intentó sorprender a Casillas sin éxito pero la ocasión más clara fue para Jorgensen con un remate de cabeza que se fue al larguero y que Modric sacó en línea de gol ayudándose con la mano.

Tras ese susto llegó el descanso y en la reanudación al Madrid también le costó sentenciar el partido. El Copenhague no creaba problemas a Casillas y al final los goles blancos acabaron por llegar. Di María fue protagonista en ellos también con la colaboración de Benzema que se marchó entre división de opiniones pero que participó en dos de los goles. El segundo llegó tras un excelente taconazo del francés hacia el desmarque de Di María que dejó otro detallazo con un centro de rabona hacia Cristiano Ronaldo que remachó a la red de cabeza.

Poco después Benzema también cedería a Di María que conectaba un gran disparo desde la frontal con el que hacía el tercero. Con el partido ya sentenciado llegaron los cambios y entraron en juego Morata, Jesé e Isco. Los canteranos estuvieron activos e intentaron buscar su gol al igual que el insaciable Cristiano aprovechando que en esa fase del partido la superioridad blanca ya era muy grande.

Di María aún tuvo tiempo para redondear su actuación y sacarse la espina del fallo ante el Atlético que le costó un gol a su equipo. Fue en los últimos minutos aprovechando un fallo defensivo de los daneses para hacerse con otro balón dentro del área y poner el cuarto con el que se cerraba el partido.

Con este marcador el Real Madrid sigue líder de grupo con 6 puntos y una buena ventaja sobre la Juve que solo tiene dos después de empatar a dos tantos en su campo ante el Galatasaray.

Foto | UEFA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 octubre 2013
  2. Liga de Campeones 2013-2014: la derrota de la Real y el resto de la Jornada 2 (miércoles) 3 octubre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *