3 julio 2017 Baloncesto

Lonzo Ball fue la elección de los Lakers con el número 2 del draft

Los Lakers eligieron con el número 2 del draft a Lonzo Ball. De este modo, cumplían el sueño del joven jugador de 19 años nacido en California, que no era otro que el de vestir la camiseta púrpura y oro con su número favorito, el ‘2’, después de haber desarrollado toda su carrera sin salir del estado (Chino Hills en su etapa de instituto y UCLA en su etapa universitaria).

Ball no quería ser número 1 del draft porque quería ser de los Lakers

Ball tenía tan claro que quería ser de los Lakers que se negó a ir a practicar con los Celtics, el equipo que por entonces tenían la primera elección en su mano. Esto da muestras de su carácter pese a su edad y de una gran confianza en sí mismo, algo que otros directamente han llamado soberbia y más después de saber que el chico se compara directamente con Magic Johnson.

A Magic, sin embargo, no le importa en absoluto la comparación. De hecho, al presidente de operaciones en los Lakers hacía mucho que no se le veía sonreír como lo hacía tras la noche del draft, cuando finalmente pudo elegir a Lonzo Ball. De sus declaraciones quedó claro que Magic tiene una enorme confianza en el jugador de 19 años y que él lo ve ya como la nueva estrella de los Lakers.

Condiciones tiene para triunfar en la NBA. Ball, en su primer año universitario, ha refrendado todo lo que apuntaba: que es un fantástico director de juego, un base de 1’98 que siempre encuentra al jugador adecuado, que ataque bien en cinco contra cinco o transición y que es también bueno en defensa, con brazos largos y buena lectura para los rebotes. Sus números en el curso han sido de 14’6 puntos, 6 rebotes, 7’4 asistencias y 1’8 robos en 35 minutos de media, tras 36 partidos.

El tiro de Ball es bastante anti estético y hay dudas sobre si le será efectivo a nivel NBA

Llama mucho la atención su tiro, porque siendo diestro saca el lanzamiento desde el hombro izquierdo, en una posición antiestética y casi antinatura. Ya se habla de que es posible de que en la NBA Ball tendrá que normalizar su lanzamiento, si bien hasta ahora no le ha ido mal y sus porcentajes de acierto son bastante buenos, incluso superando el 40% en el lanzamiento de tres.

Ball asumirá el puesto de base titular desde el principio, toda vez que los Lakers traspasaron a D’Angello Russell a cambio de Brook Lopez (en el paquete también colaron a Mozgov y su contrato, por cierto). ¿Estará preparado ya Ball para ser la estrella de los Lakers? Él (y su padre que dice que es mejor que LeBron) piensa que sí, pero ahora le queda demostrarlo y no le será fácil, porque sus rivales ya le tienen ganas.

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *