28 abril 2017 Fútbol Sala

Movistar Inter consigue el pase a la final de la UEFA Futsal Cup
Movistar Inter. El nombre lo dice todo. El club más laureado de la historia del fútbol sala español. Un equipo que en los últimos años ha tenido un único y más que claro objetivo: volver a reinar en Europa. Pues bien, dicho propósito está cada vez más cerca de producirse.

Los de Torrejón arrancaban la Final Four de la UEFA Futsal Cup contra el Kairat, un conjunto singular a la vez que competitivo y, aparte, anfitrión. De hecho, los kazajos ya saben lo que es levantar este trofeo. Duelo de tú a tú entre dos colosos.

El encuentro comenzó con un Inter decidido a llevarse “el gato al agua”, como se dice coloquialmente. Tal fue así, que Ricardinho estrelló un balón en la base del poste al minuto 2 de juego. Higuita era el mejor jugador del Kairat gracias a su buen hacer bajo palos.

Aunque, los que siguen habitualmente este deporte, saben que Higuita no es un portero cualquiera. Esta circunstancias, sumada a la forma de juego de Kairat, el cual ataca con portero-jugador prácticamente desde el inicio, les ayudó a ponerse por delante en el marcador. Minuto 5, y la cosa se ponía cuesta arriba.

Movistar Inter buscó rehacerse, sin éxito. Lo que sucede, es que cuando cuentas en tus filas con un hombre como Ricardinho, nunca puedes bajar los brazos. El astro luso tiró de repertorio, y tras obrar una jugada individual soberbia, firmó el empate. Sin embargo, cuando todo apuntaba a que los interistas se adueñaban de escenario, un viejo conocido de la afición del FC Barcelona Lassa como es Igor, asestaba un nuevo mazazo.

Ya comenzado el segundo acto, un agarrón de Douglas a Rafael se transformada en un penalti que el propio Ricardinho se encargaba de transformar para volver a sellar la igualdad en el luminoso.

Los tiempos, el juego, las sensaciones, eran para los españoles. Solo era cuestión de tiempo que el tanto del triunfo de los de Jesús Velasco llegase, y así fue. Carlos Ortiz, el gran capitán, conseguía el gol del triunfo a la salida de un córner que botaba, cómo no, Ricardinho. Resultado final de 3-2 y el pase a la final en el bolsillo.

En dicha final, estará enfrente el Sporting Club de Portugal, el verdugo que hace tres temporadas les privó del sueño.

Foto|Inter Movistar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *