11 enero 2013 Balonmano

Víctor Tomás marcó 8 goles en el partido ante Argelia

Las diferencias entre Argelia y España a nivel de balonmano son amplias, aunque un debut en un gran torneo como un Mundial siempre es complicado, y más si te toca jugar en casa. Sin embargo, hoy a los jugadores de la selección española no les ha pasado nada el debut y han solventado su primer compromiso en este Campeonato del Mundo con un marcador de 27-14, 13 goles de diferencia.

La defensa fue el pilar en el que se sostuvo España durante este encuentro. Un encuentro que a la postre fue ideal para ir entrando en el campeonato, para ir probando sistemas y sobre todo, para que todos tuvieran minutos, en especial, los últimos en llegar. En definitiva, Argelia fue un perfecto sparring. Las cosas del sorteo, a España sus rivales más débiles le vienen justo al principio.

Argelia anotó el primer gol del partido, a los 45 segundos, pero esa fue la única vez que estuvo por delante en el marcador. España anotó cuatro goles seguidos y a partir de ahí empezó a endosar parcial tras parcial a su rival. Durante la primera mitad sólo hubo un pequeño atasco cuando Valero Rivero comenzó a hacer rotaciones, pero nada grave ni preocupante. Al término de los primeros 30 minutos, el marcador reflejaba 14-5, prueba de lo bien que trabajó España en defensa.

La primera parte fue mucho más intensa, ya que en en la segunda parte España bajó un poco el ritmo y la tensión competitiva, en ambos lados de la cancha. Aún así, de no ser por el gran partido Samir Kerbouche la renta de goles para España hubiera sido mucho mayor. El meta argelino fue el mejor de los suyos, contabilizando 13 paradas, un registro mejor que el logró el meta español Sierra, que tampoco estuvo nada mal.

A destacar en España la actuación de Víctor Tomás, que anotó 8 goles, varios de ellos desde los 7 metros. El resto de goleadores estuvo bastante repartido, pues hay que señalar nuevamente que los minutos han estado muy repartidos. Así, con 4 goles encontramos a Julen Aguinagalde, anotados todos en la primera mitad, y con 3 a Jorge Maqueda y Alberto Entrerríos, como los mejores realizadores por parte del España.

Y poco más que contar en un partido que tuvo poca historia, y nada de emoción. Tras este debut tranquilo, mañana juegan el resto de equipos sus partidos de la primera jornada, y ya España no jugará hasta el lunes, día en el que tendrá que enfrentarse a Egipto. Otro rival africano aunque en este caso más duro que Argelia, y que a priori supondrá algo más de problemas que lo de hoy.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Mundial de balonmano 2013: resumen de la Jornada 1 12 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *